Sentencia nº O-72-2014 de Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, 9 de Enero de 2015 - Jurisprudencia - VLEX 570138182

Sentencia nº O-72-2014 de Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, 9 de Enero de 2015

Actor:QUINCHEN
Demandado:AYNOL
Fecha de Resolución: 9 de Enero de 2015
Emisor:Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas
Procedimiento:Ordinario
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Punta A., nueve de enero de dos mil quince.

VISTOS, OIDOS Y CONSIDERANDO:

PRIMERO

Que con fecha 01 de septiembre de 2014, don C.I.Q.M., C.N.I N° 20.083.289-2, jornal, domiciliado en calle S.J.B.N.° 59, Departamento 107 Archipiélago de Chiloé, Punta Arenas, interpone demanda en juicio ordinario laboral de indemnización de perjuicios, en sede contractual, en contra de los señores J.E.A.M., C.N.I Nº 6.563.172-5, A. delC.G.G., C.N.I Nº 5.410.505-3, ambos domiciliados en camino Y.S.N., Quellón, Los Lagos.

Argumenta que ingresó a prestar servicios para el hijo de la parte demandada, Sr. J.P.A.G., con fecha 01 de noviembre del año 2013, como descargador y chofer en faenas de carga y descarga de productos del mar a diferentes pesqueras de esta región; que no contaba con contrato de trabajo, pero acompaña documentos emanados de las empresas Chile Seafoods SPA, RUT 76.053.527-3 y Sociedad Comercial Melinka y Cia. Ltda. R. 77.979.520-9, que reconocen que prestaba servicios como ayudante al señor P.A.G..

Refiere que con fecha 04 de abril del año 2014, junto a su empleador, se dirigían a la ciudad de Punta Arenas desde la comuna de Rio Verde y a mitad del camino fueron interceptados y chocados por el camión de Transportes J.B., accidente en donde fallece su ex empleador, mientras que él tras sufrir el accidente de tránsito con volcamiento, sufrió una contusión hemorrágica cerebral, fractura de clavícula, luxufractura de cadera izquierda, fractura compleja facial LEFORT III, con fractura mandibular doble. El dato de urgencia de 04-04-2014, señala que fue una lesión producto de un accidente de tránsito, en donde la exploración física constata que existieron en el actor múltiples erosiones y heridas contusas de la cara y del mentón, el que muestra evidente deformación, dolor e impotencia funcional del hombro a la palpación extremo lateral de la clavícula, deformación región pélvica izquierda, con acortamiento de la extremidad, fractura expuesta pierna izquierda.

Fue ingresado a la UTI para motorización y manejo y el mismo día fue evaluado por un dentista quien refirió que el paciente puede presentar colapso de las vías aéreas por múltiples fracturas, de tal manera que se decide realizar de manera urgente una traqueotomía, se constatar del Informe del Hospital Clínico Magallanes, de fecha 18 de abril de 2014.

Agrega que ha tenido que estar en múltiples tratamientos, y a la fecha continua en tratamiento kinesiológico, según consta en el certificado de atención de fecha 25 de agosto de 2014; que el accidente le dejó un rasgo estético mal parecido, además de quedar incapacitado para realizar ciertos trabajos ocasionándosele, un perjuicio sicológico, ya que le cuesta encontrar una relación laboral estable, lo que también le ha acarreado un perjuicio patrimonial.

Señala que con por lo expuesto, con fecha 01 de agosto de 2014, reclamó en la Inspección del Trabajo, instancia a la que no comparecieron los demandados.

En cuanto al derecho, señala que la responsabilidad civil es contractual, procede del incumplimiento imputable de un contrato válido celebrado entre dos o más partes. En el caso sub-lite existe para el demandado la responsabilidad contractual que deriva de un contrato vigente de trabajo y que deriva en un daño toda vez que media un daño que se genera como consecuencia de una conducta negligente por parte de las empresa demandada al no adoptar ninguna medida de carácter preventiva en orden a impedir que se generen hechos de esta naturaleza que afectan la integridad física de una persona.

Cita los artículos 7 y 9 del Código del Trabajo

Que la norma del Art. 9 diga que el contrato de trabajo es consensual significa que no requiere para su perfección de solemnidad o formalidad alguna, bastando solo el acuerdo de las partes; una de sus características fundamentales es su carácter típico, esto es, que está expresamente regulado por la ley, que exige para su

perfección de la concurrencia de los elementos de la relación laboral: servicios personales, remunerado y

subordinación o dependencia. Cita el Art. 8 del Código del Trabajo, el cual hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, en el caso sub lite.

Indica que la reiterada jurisprudencia de la Dirección del Trabajo especialmente contenida en los dictámenes N° 5299/0249, del 14-09-1992 y 1886/0163, de 11-05-2000, ente otros ha estimado que los requisitos para constituir un contrato de trabajo son: una prestación de servicios personales, la remuneración por dicha prestación y la ejecución de esta prestación bajo subordinación y dependencia.

Pese a que el Art. 9 del Código del Trabajo señala que el contrato debe constar por escrito dentro del plazo de 15 días de incorporado el trabajador, o dentro de cincos días de incorporado el trabajador cuando el contrato pactado es por obra, trabajo o servicio determinado o de duración inferior a 30 días., tal formalidad se exige para facilitar a las partes de la relación laboral la prueba de su existencia y los términos bajo los cuales se ha convenido, no tiene por fin validar la existencia de la relación laboral, de manera que aunque no se escriture incurriendo en falta el empleador, en la medida que exista prestación de servicios por parte del trabajador bajo condiciones de subordinación o dependencia del empleador, existirá una relación laboral, pues la ley expresamente se encarga de establecerlo en el Art. 8 del Código del Trabajo.

En tales circunstancias, se está ante un accidente culpable en contexto laboral aplicándose adicionalmente a las normas sobre responsabilidad del derecho común, las normas de la Ley 16.744, que al tratar esta materia señala que los accidentes ocurren porque la gente comete actos incorrectos o porque los equipos, herramientas, maquinarias o lugares de trabajo no se encuentran en condiciones adecuadas contraviniéndose el principio de la prevención de los accidentes que señala que todos los accidentes tienen causas que los originan y que se pueden evitar al identificar y controlar las causas que los producen.

En cuanto a la Ley 16.744, señala que conforme a su Art. 5, se entiende por accidente del trabajo toda lesión que una persona sufra, a causa o con ocasión del trabajo y que le produzca incapacidad o muerte, exceptuándose los accidentes debido a fuerza mayor extraña que no tenga relación alguna con el trabajo y los producidos intencionalmente por la víctima. De modo que los requisitos del accidente del trabajo son: Existencia de una lesión; Relación de causalidad, directa o indirecta con ocasión, entre el trabajo ejecutado por la víctima y la lesión sufrida e Incapacidad o muerte consecuentes a la lesión.

En relación a la obligación de cuidado del empleador, indica que conforme al Art. 184 del Código del Trabajo, el empleador está obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores manteniendo las condiciones adecuadas de higiene y seguridad en las faenas, como también los implementos necesarios para prevenir accidentes y enfermedades profesionales. Esta norma introduce como obligación esencial del contrato de trabajo, en lo que atañe a las cargas del empleador, el deber de dar seguridad efectiva a sus trabajadores y, en caso de accidentes, hace que surja una responsabilidad de origen contractual, sin que se excluya la posibilidad de que un hecho u omisión del empleador causante de un accidente del trabajo, pueda configurar una acción que genere responsabilidad contractual como es en el caso de marras.

De acuerdo a dicha norma es obligación inequívocamente comprendida en el contrato de trabajo el deber del empleador de procurar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida e integridad física y mental del trabajador en el desempeño de sus funciones, de modo que su incumplimiento puede calificarse de culpable. Por ende, el empleador es un deudor de seguridad de sus trabajadores como manifestación concreta de dicho deber de protección, cuyo cumplimiento no queda entregado a la voluntad de las partes y cuyo contenido, forma y extensión se encuentran regulados mediante normas de orden público.

Sobre los efectos del incumplimiento contractual, indica que de acuerdo a los principios generales de responsabilidad el incumplimiento de las obligaciones contractuales genera entre las partes subsecuente indemnización de perjuicios, como lógica consecuencia de la falta o mora en que ha incurrido uno de los contratantes aún más si se considera que encuentra su fuente inmediata en la ley laboral.

Así el Art. 69 de la Ley 16.744 establece la plena compatibilidad entre las prestaciones que contempla esta ley y las indemnizaciones que pueden reclamarse del empleador culpable del accidente del trabajo sufrido por un trabajador con arreglo a las prescripciones del derecho común, de manera que el empresario responsable de un acto u omisión, imputables a su culpa o dolo, que provoca un accidente del trabajo, se encuentra obligado a indemnizar a pesar y más allá de las disposiciones de la ley mencionada.

Según la citada norma, si el accidente se debe a culpa o dolo de la entidad empleadora, sin perjuicio de las acciones criminales que procedan, la victima podrá reclamar del empleador responsable, además de las indemnizaciones contempladas en dicha ley, las otras indemnizaciones a que tenga derecho con arreglo a las disposiciones del derecho común, incluso el daño moral, como lo ha resuelto la Corte Suprema en diversas sentencias.

A continuación señala que en nuestro ordenamiento jurídico, son elementos de la responsabilidad civil:

  1. La capacidad, requisito subjetivo, que implica que el que el autor del delito o cuasidelito, tenga suficiente discernimiento. Desde que una persona es capaz...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA