Sentencia nº O-4322-2014 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 30 de Enero de 2015 - Jurisprudencia - VLEX 570138674

Sentencia nº O-4322-2014 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 30 de Enero de 2015

Actor:BALBONTIN
Demandado:SOC INDUSTRI
Fecha de Resolución:30 de Enero de 2015
Emisor:2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago
Procedimiento:Ordinario
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, treinta de enero de dos mil quince.

VISTOS:

PRIMERO

Que comparece don E.J.B.H., chileno, cesante, domiciliado en Pasaje 2 N° 380, V.P., comuna de Maipú, quien interpone demanda de indemnización de perjuicios por enfermedad profesional en contra de su ex empleadora SOCIEDAD INDUSTRIAL PIZARREÑO S.A., sociedad del giro que indica, representada por don R.P.O., ingeniero, ambos con domicilio Camino a M.N.° 10803, comuna de Maipú, solicitando el pago por concepto de daño moral por la suma de $200.000.000 más reajustes, intereses y las costas de la causa.

Funda su demanda en que ingresó a prestar servicios bajo vínculo de subordinación y dependencia para la sociedad demandada desde el 1970 a 1976, y luego desde 1986 a 1993. Es decir, prestó servicios para la demandada, en total, por 14 años. Hace presente que mientras presté servicios para su ex empleador sus funciones las llevó a cabo en la Planta Industrial de Sociedad Industrial Pizarreño S.A., ubicada en Camino a M.N.° 10803, comuna de Maipú, desarrollando labores de aseo por toda la planta de la fábrica, incluyendo los lugares más contaminados con asbesto de la misma, como bodega de asbesto y trapiche. Luego trabajó en la bodega de materias primas, después en la sección planchas y sección moldeados, para terminar en el área de trapiche, haciendo hincapié que la empresa demandada es el único lugar donde desempeñó funciones en que se vio expuesto al asbesto.

Sostiene que como consecuencia de lo anterior, se vio permanentemente expuesto al asbesto y, producto de ello, recientemente con mesotelioma pleural maligno, y como enfermedad profesional, según consta en documentación emitida por la Mutual de Seguridad De La Cámara Chilena De La Construcción. Luego describe en que consiste la enfermedad profesional que sostiene padecer, sus consecuencias, y alega que el grado de incapacidad evidentemente será de un 100%, para luego referirse a los efectos del trabajo expuesto a asbesto.

Luego se refiere al nexo de causalidad entre el trabajado desempeñado y la afección padecida, refiriéndose a la falta de medidas de seguridad adoptadas por la empresa demandada en relación a las funciones que desempeño durante 14 años, y la nula protección que no solo tuvo respecto del trabajador sino que también respecto del resto de sus compañeros de trabajo frente al dañino producto utilizado conocido como el asbesto.

Concluye refiriéndose a los riesgos a que se ven expuestos los trabajadores en relación al asbesto, y los perjuicios sufridos por dicha exposición y la enfermedad padecida.

SEGUNDO

Que la demandada contestó la demanda dentro del plazo legal, solicitando su rechazo con costas, reconociendo la existencia del vínculo laboral con el actor en dos periodos, reconociendo en el segundo periodo una fecha distinta de ingreso y de termino, lo que no altera mayormente la controversia sometida a la decisión del tribunal, sin embargo, sostiene que se desconoce dónde prestó servicios el actor en el periodo comprendido entre 1976 y 1991, y a partir de 1994 hasta la interposición de la presente demanda, es decir, por más de 35 años, teniendo en la actualidad 65 años de edad. Asimismo, controvierte formalmente si efectivamente al actor le fue diagnosticado un mesotelioma pleural maligno, y cuándo ello hubiera ocurrido, haciendo presente eso sí, que hasta la fecha de egreso de la empresa, el actor sometido a los exámenes médicos periódicos fue considerado sin problemas pulmonares.

Sostiene que en nuestro país, solamente a contar de la dictación del Decreto N° 656 del Ministerio de Salud, de 12 de septiembre de 2.000, y que comenzó a regir 180 días después de su publicación en el Diario Oficial el 13 de enero de 2001, se prohibió el uso de asbesto. Por lo mismo, parece trascendental dejar establecido que su representada dejó de utilizar el asbesto en sus procesos productivos a finales del año 1998, vale decir, casi tres años antes que se imple mentara su prohibición legal en Chile, y que su representada no sólo ha actuado diligentemente, cumpliendo en todo momento y a cabalidad la normativa y reglamentación aplicable, sino que además, ha obrado con suma diligencia y cuidado, incluso más allá de lo que le era exigible, haciendo todo aquello que era posible de acuerdo a los avances de la técnica y la ciencia, no pudiendo exigírsele otra conducta, instruyendo, en base a los conocimientos y exigencias que la época imponía, no sólo al actor, sino que a todos sus trabajadores acerca de los posibles riesgos que involucraba el trabajar con asbesto - la materia prima que requerían los productos manufacturados por la planta industrial pizarreño - y de la importancia de utilizar debidamente los elementos de protección que al efecto se les proporcionaban, estando perfectamente instruidos de los riesgos conocidos a esa fecha.

Continúa refiriéndose a los riesgos asociados al asbesto, los estudios médicos existentes a nivel mundial respecto de su exposición, las posibles enfermedades vinculadas al mismo, la legislación aplicable a lo largo de los años en que se utilizó dicha materia prima, no solo en Chile sino que también en el extranjero. También se refiere a las medidas de seguridad implementadas por su representada para evitar los riesgos, con detalle, y los procedimientos aplicables.

Concluye refiriéndose al marco jurídico que regula las acciones indemnizatorias en caso de enfermedad profesionales, citando la normativa aplicable al efecto, concluyendo que resulta palmario que la parte demandante deberá acreditar fehacientemente todos los elementos indispensables para que surja la obligación de nuestra representada de indemnizar, alegando sin embargo, que no puede atribuírsele responsabilidad alguna.

TERCERO

Que en la audiencia preparatoria celebrada con fecha 25 de noviembre de 2014, fueron llamadas las partes a conciliación, la que no se produjo, fijándose como hecho no controvertido el siguiente: “Que el actor prestó servicios para la demandada.”.

Asimismo, se fijaron como hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos los siguientes:

  1. Efectividad de haberse diagnosticado al actor, por los organismos previstos en la Lay 16.744, una enfermedad profesional. Al efecto, diagnóstico preciso y fecha en que ello habría ocurrido.

  2. Efectividad de haberse producido al actor dicha enfermedad profesional, a consecuencia de las labores desempeñadas para la demandada. A este efecto, fechas entre las cuales prestó servicios para la demandada Pizarreño, y labores que cumplió durante cada uno de los periodos.

  3. Efectividad de haber cumplido la demandada con las medidas de seguridad vigentes a la época, durante cada periodo en que el actor prestó servicios a la empresa. En tal sentido, efectividad de haber informado de los riesgos pertinentes, lo procedimientos de trabajo seguro, haber entregado los elementos de protección personal y cumplimiento de las demás normas vigentes a la época.

  4. Labores desempeñadas por el actor en forma previa a los servicios prestados para la demandada Pizarreño, en el periodo intermedio y con posterioridad. Efectividad de haber prestado, en su caso, servicios a otras empresas que también obraran con asbesto o con otros elementos que pudieren haber causado la enfermedad.

  5. Entidad del daño moral causado al actor, elementos que lo componen y cuantía del mismo.

CUARTO

Que la parte demandante para acreditar sus pretensiones, ofreció e incorporó en la audiencia de juicio los siguientes medios de prueba:

-Documental:

  1. Resolución de calificación de origen de los accidentes y enfermedades ley 16.744, de fecha 18 de agosto de 2014, donde consta que el actor don E.B.H. sufre de una enfermedad laboral.

  2. Copia de publicación médica titulada "Mesotelioma Pleural: Análisis de 20 casos" realizada por los doctores J.G. y otros, publicada en la revista de enfermedades respiratorias del año 1988.

  3. Copia de publicación médica titulada "asbestosis...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA