Sentencia nº O-1-2014 de Juzgado de Letras y Garantía de Laja, 20 de Junio de 2014 - Jurisprudencia - VLEX 570550730

Sentencia nº O-1-2014 de Juzgado de Letras y Garantía de Laja, 20 de Junio de 2014

Fecha de Resolución:20 de Junio de 2014
Emisor:Juzgado de Letras y Garantía de Laja
Procedimiento:Ordinario
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

L., a veinte de junio de dos mil catorce.

VISTOS Y OIDOS:

PRIMERO

Que, ha comparecido don GUILLERMO ESCARATE DELGADO, Abogado, domiciliado en calle R.V.N.° 349 segundo piso oficina 8, de la ciudad de Los Angeles, quien interpone demanda en contra de la I. MUNICIPALIDAD DE LAJA, persona jurídica de derecho publico, R.. 69.170.300-2, representada por su A.J.P.A., ambos domiciliados en calle Balmaceda N° 292, comuna de Laja.

En dicha demanda, solicita que se condene a la demandada a pagar la remuneración líquida de $855,470 pesos mensuales, desde el 04 de Diciembre del 2012 a la fecha, con intereses, reajustes y costas.

Funda la demanda en que ingresó a prestar servicios para la demandada la I. Municipalidad de Laja con fecha 04 de Diciembre del 2012, desempeñándose como asesor jurídico, teniendo una remuneración de $1.111.000 pesos mensuales.

Alega que, en razón del contrato de trabajo tuvo que trasladarse a la ciudad de Laja para prestar funciones, teniendo su domicilio en la ciudad de Los Angeles. Por lo anterior, concluye que, es el Tribunal de Los Ángeles el competente para conocer del presente juicio conforme al art.423 del Código del Trabajo.

Esgrime que, la demandada no le ha permitido prestar sus servicios y le niega el trabajo comprometido. Precisa que, al asumir la nueva administración del Alcalde Sr. J.P.A. le negó el ingreso a su lugar de trabajo y no se le permite siquiera ingresar a él, además la demandada se ha negado a pagarle sus remuneraciones, por lo que le adeuda la remuneración líquida de $855,470 pesos mensuales desde el 04 de Diciembre del 2012 a la fecha.

SEGUNDO

Que, contesta dentro de plazo, el abogado don EDUARDO REVECO QUEZADA, en representación de la MUNICIPALIDAD DE LAJA, representada por su alcalde don J.P.A., quien contestando la demanda de cobro de prestaciones interpuesta, solicita su rechazo, con costas, en virtud de los siguientes antecedentes de hecho y de derecho que a continuación expone:

En primer término formula excepción de incompetencia relativa, ya que considera competente al Tribunal de Letras de Laja, y en subsidio contesta, negando la existencia de la relación laboral.

En efecto, esgrime que, la relación laboral no la genera un papel; sino que la constituye la concurrencia de los elementos que la configuran: servicios, remuneraciones y vinculo de subordinación y dependencia.

Precisa que, nunca hubo ningún tipo de servicio, nunca hubo cumplimiento de ninguna jornada de trabajo, nunca se presentó el trabajador a su lugar de trabajo, el trabajador nunca se puso a disposición del empleador, como nunca hubo un servicio laboral prestado con ocasión de dicho contrato, tampoco ha habido remuneraciones, ni menos imposiciones.-

Alega que, el contrato y Decreto que lo aprobaba, fue invalidado legalmente, por resultar precisamente inexistente la pretendida relación laboral. Esta circunstancia se le hizo saber al trabajador, por Oficio Nº 913 y carta certificada a su domicilio, ambas de fecha 07 de diciembre de 2012, en ejercicio de las facultades invalidatorias que le asisten a la administración, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 53 de la Ley 19.880 sobre Procedimientos Administrativos.

En efecto, arguye que, con fecha 18 de diciembre de 2012, por Decreto Alcaldicio N° 4640, legalmente notificado al actor y en ejercicio de las mismas facultades invalidatorias; se dejó sin efecto el Decreto N° 4359 de 04 de diciembre de 2012 y consecuencialmente el Contrato de Trabajo que aprobaba dicho decreto.

Las razones y fundamentos para la dictación de dicho Decreto son precisamente el hecho real que solamente apareció un papel que se titulaba “contrato de trabajo”, pero al abogado que supuestamente se contrataba nunca apareció a trabajar, nadie lo vió en su lugar de trabajo (Dirección de Educación Municipal), nunca asistió, nadie supo de él, máxime habiéndole notificado el hecho de la invalidación de su contrato, nunca hizo alguna alegación en contra de la invalidación que le afectaba.

Destaca que, por la invalidación o nulidad administrativa, se entiende que el acto nunca existió, como tampoco nunca existió contrato de trabajo. Agrega que, dicho Decreto también fue notificado legalmente al señor E., por lo que esta acción resulta absolutamente temeraria e infundada.

En subsidio, alega prescripción extintiva, en el evento que se estime que existe o existió relación laboral, respecto a la acción de cobro de las prestaciones demandadas.

Precisa que la acción laboral es de “cobro de remuneraciones” desde el día 4 de diciembre de 2012, hasta la fecha, por lo que entiende que, se pretende cobrar el sueldo de 12 meses, sin haber trabajado ningún día. Bajo el supuesto que exista o haya existido relación laboral.

Arguye que, el contrato se habría celebrado con fecha 04 de diciembre de 2012, entre el supuesto trabajador y el ex alcalde de Laja, V.F.T.; alcalde quien cesaba en funciones dos días después (el 06 de diciembre de 2012) y es un intento desesperado de aferrarse o amarrarse a un posible sueldo de un trabajo inexistente.

Explica que, no existe ninguna constancia, antecedente o comprobante que el trabajador haya laborado los días 4 y 5 de diciembre de 2012. Si está claro, que desde el 06 de diciembre de 2012, el actor no ha prestado ningún servicio a la Municipalidad de Laja. Reitera, que no hay constancia que haya asistido a su eventual lugar de trabajo. Tampoco hay constancia que se le haya negado el acceso a dicho lugar.

Si eventualmente lo que se cobra es el sueldo del día 4 y 5 de diciembre de 2012, la acción está prescrita y cualquier alegación, después de un año, resulta absolutamente extemporánea y debe declararse prescrita. Detalla que, desde la fecha 04 de diciembre de 2012, fecha del supuesto contrato declarado invalido o nulo, o si se quiere, del 06 de diciembre de 2012, hasta la fecha de notificación de la actual demanda, han transcurrido con creces el plazo de prescripción de 6 meses, contemplado en el inciso 2° del artículo 510 del Código del Trabajo, contado desde el término de la relación laboral, que solo pudo haber subsistido los días 4 y 5 de diciembre de 2012.

Finalmente, advierte que se esta frente a un absurdo, ya que, el actor, teniendo además la calidad de abogado, comienza señalando que el empleador le negó el acceso o ingreso a su puesto de trabajo. Es decir, reconoce que nunca trabajó. Pero extrañamente, no reclamó oportuna y legalmente en sede Administrativa respectiva ni ante la Inspección del Trabajo dicha circunstancia. Tampoco accionó judicialmente la Tutela Laboral en tiempo y forma. Es más, permaneció impávido un año completo, trabajando en otros lugares, patrocinando incluso demandas contra su propio eventual empleador; sin cobrar nunca sus eventuales remuneraciones mensuales, tampoco demanda cobro de cotizaciones previsionales; sino que hoy, prefiere y pretende que un Tribunal le ampare su absurdo.

Precisa que, el abogado demandante, con fecha 06 de marzo de 2013, patrocina una demanda civil de indemnización en contra de su propio eventual “empleador” la Municipalidad de Laja. Causa RIT O-66-2013 del Juzgado de Letras de Laja, pendiente hasta el día de hoy. A su juicio, estima que ello evidencia claramente que no era trabajador de la Municipalidad de Laja y demuestra lo absurdo e inverosímil de la acción, que por encerrar, a si juicio, mala fe, solicita el rechazo con costas

TERCERO

Que, mediante resolución de fecha 21 de enero de 2014 y previo allanamiento a la excepción de incompetencia relativa, por parte del demandante, el Juzgado de letras del Trabajo y Cobranza Previsional de Los Angeles, se declara incompetente y remite los antecedentes rit O-242-2013 a este Tribunal, dando...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA