Sentencia nº O-21-2013 de 2º Juzgado de Letras de Quilpue, 16 de Agosto de 2013 - Jurisprudencia - VLEX 571020730

Sentencia nº O-21-2013 de 2º Juzgado de Letras de Quilpue, 16 de Agosto de 2013

Fecha de Resolución:16 de Agosto de 2013
Emisor:2º Juzgado de Letras de Quilpue
Procedimiento:Ordinario
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Quilpué, dieciséis de agosto de dos mil trece.

Vistos, oídos y teniendo presente:

Primero

Que, con fecha 10 de mayo del año en curso, comparece doña C.A.A.O., peluquera, domiciliada en Sargento Aldea N° 620, Peñablanca, V.A., deduciendo demanda en procedimiento de aplicación general por nulidad de despido, despido carente de causal legal y cobro de prestaciones laborales contra don F.A.M.B., empresario, domiciliado en calle D.P.N.° 822, Mall Plaza del Sol, tercer piso, Local Comercial “Salón Imagen”, Quilpué.

Funda su pretensión en que ingresó a prestar servicios personales bajo vínculo de subordinación y dependencia del demandado el día 13 de agosto de 2012 en virtud de un contrato que su ex empleador le impuso y que denominó “contrato de arrendamiento de módulo de peluquería y recaudación”. No obstante, señala, el mencionado contrato no fue más que una fachada formal para ocultar lo que realmente la vinculó con el demandado, cual fue una relación de índole laboral. Agrega que dicho contrato generó obligaciones recíprocas por la cual se dedicaba a atender clientela que asistía a la peluquería y que su jornada de trabajo era semanal y se distribuía desde los días miércoles a domingo, desde las 10:00 horas a las 21:00 horas, contando con una hora para colación. La remuneración pactada, señala que era variable y consistía en el 40% del total de lo que el local recaudaba mensualmente por los servicios de peluquería y además realizaba ventas de productos adheridos a la prestación. El restante 60% se lo quedaba su ex empleador, el que en todo caso le aseguró el sueldo mínimo legal como base, aun cuando ello no se escrituró en el contrato que la hizo firmar al inicio de la prestación de los servicios. Indica que el promedio de sus últimas tres remuneraciones, ascendió a la suma de $448.120.

Expresa, en cuanto a las circunstancias del despido, que se desempeñó normalmente en sus funciones hasta el día 08 de abril de 2013, oportunidad en la cual el demandado la llamó por teléfono en horas de la tarde informándole que ya no requería de sus servicios en el local comercial. En razón de ello, al día siguiente se dirigió al local y la encargada del mismo verbalmente le señaló que ya no trabajaba más en ese establecimiento porque el dueño había decidido prescindir de sus servicios. Ese mismo día, expone que concurrió a la Inspección del Trabajo para interponer el reclamo correspondiente, pero le manifestaron que no la podían ayudar por cuanto ya no estaba trabajando y nada podían fiscalizar. Señala, que nunca se le envió carta de aviso de despido y tampoco se le otorgó un finiquito no se le pagaron las prestaciones laborales adeudadas como el mes de aviso previo, feriado proporcional y además, durante todo el periodo trabajado nunca se le pagaron las cotizaciones previsionales, de salud ni las del seguro de cesantía.

Luego de citar las disposiciones legales correspondientes y doctrina, señaló que las prestaciones demandadas son las siguientes:

  1. En cuanto a la nulidad del despido: las remuneraciones, cotizaciones de seguridad social y demás prestaciones que se devenguen desde su separación ocurrida el día 08 de abril de 2013 hasta la fecha en que la demandada convalide el despido o a la fecha que el tribunal determine.

  2. indemnización sustitutiva de aviso previo por $448.120.

  3. Feriado proporcional por la suma de $236.719 correspondiente al periodo que va desde el día 13 de agosto de 2012 al día 08 de abril de 2013.

Todo lo anterior con los debidos reajustes e intereses, más las costas de la causa.

Segundo

Que, con fecha 14 de junio del año en curso, la demandada contestó la demanda, solicitando el rechazo de la misma con expresa condenación en costas por cuanto nunca existió vínculo laboral alguno con la demandante. Indica que tampoco es efectivo que la remuneración mensual pactada alcanzara a la suma de $448.120 y que la demandante tuviese jornada de trabajo y cumplimiento de horario, pues la vinculación que existió entre las partes fue de orden civil basado en el arrendamiento por parte de la demandante de un espacio físico o módulo de peluquería para la prestación de servicios personales en calidad de estilista, lo que tuvo lugar a contar del día 13 de agosto de 2012, fecha en la cual ambas partes firmaron un contrato de arrendamiento de módulo de peluquería y recaudación, contrato en el que además la actora estampó su huella dactilar. Agrega, que en dicho contrato se pactó que la demandante siendo una profesional independiente, dedicada a la prestación de servicios de peluquería, con iniciación de actividades ante el Servicio de Impuestos Internos, arrendaba al demandado un espacio físico o módulo de peluquería para ejercer sus servicios, recibiendo esa parte como contraprestación un canon de arrendamiento equivalente al 60% de los ingresos de dichos servicios con el Impuesto al Valor Agregado incluido. La demandante a su vez percibía sus honorarios como contraprestación, no siendo cierto que se haya estipulado una remuneración. Asimismo, expone que el contrato tendría una duración de 30 días renovables por periodos iguales sin manifestación escrita en contrario, prestación que se extendió hasta el día 08 de abril del presente año.

Agrega, que en la forma en que se desarrolló la relación entre las partes, la demandante ejercía sus funciones con total independencia no estando subordinada a nadie, actuando con plena libertad en el ejercicio de su profesión, informándole la demandante el día 08 de abril de 2013 que no quería continuar con el contrato de arrendamiento por motivos personales, sin aparecer más hasta que se le notificó la presente demanda laboral.

Tercero

Que, con fecha 24 de junio del presente año, tuvo lugar la audiencia preparatoria con la presencia de la parte demandante asistida y patrocinada por el abogado don Cristian Vera y la parte demandada representada y patrocinada por el abogado don Christian Pacheco. En dicha audiencia se procedió a hacer lectura resumida de la demanda y su contestación, llamándose a las partes a conciliación, la que no se produjo, motivo por el cual se recibió la causa a prueba, fijándose como hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos la efectividad de haber existido relación laboral entre las partes, su fecha de inicio, jornada de trabajo, remuneraciones pactadas, estipulaciones del contrato. De existir relación laboral, la efectividad que la demandante fue despedida sin que se invocara causal legal. Igualmente se fijó como hecho que requiere de prueba, la efectividad que durante la relación laboral, se pagaron íntegramente las cotizaciones previsionales y demás de seguridad social de la demandante y finalmente la efectividad que durante la vigencia de la relación laboral, se otorgó a la parte demandante feriado proporcional o se le compensó en dinero.

Que, luego de establecerse los hechos a probar, ambas partes ofrecieron sus medios de prueba.

Cuarto

Que, con fecha 30 de julio de 2013, tuvo lugar la audiencia de juicio, con la asistencia de ambas partes, asistidas por sus apoderados. Al efecto éstas rindieron la siguiente prueba:

  1. Prueba del demandante:

  2. Instrumental:

    1. - Contrato de arrendamiento de módulo de peluquería y recaudación de fecha 13 de agosto de 2012, celebrado entre las partes del proceso.

    2. - Certificado de cotizaciones previsionales emitido por la AFP Provida, desde marzo de 2012 a febrero de 2013, de fecha 24 de abril de 2013, sin que se registre el pago de cotizaciones previsionales.

    3. - Certificado de filiación de la actora emitido por la A.F.P. Provida de fecha 24 de mayo de 2013, constando afiliación a dicha AFP 01 de septiembre de 2009.

    4. - Copia de fotografía del horario confeccionado en el salón en que desempeñó funciones la demandante, donde aparece los horarios en que el personal de la demandada debía prestar servicios.

    5. - Seis talonarios boletas emitidas por la actora meses trabajados desde el 31 diciembre de 2012 al 10 enero de 2013; 10 enero al 17 de enero de 2013; 17 de enero al 24 enero de 2013; 25 enero al 31 enero 2013; 1 febrero al 7 febrero de 2013; 7 febrero al 10 febrero de 2013.

  3. Testifical: Al efecto prestó declaración don S.R.V., quien señaló que conoce a las partes del juicio porque trabajó para el demandado y la demandante fue su compañera en el salón Imagen. Indicó que él se desempeñó como asistente técnico capilar y que entró a trabajar en julio a febrero y doña C. entró el mes siguiente, eso fue en el año 2012, aproximadamente en el mes de agosto. Señaló que la demandante era estilista y además efectuaba depilación y ondulación de pestañas y que cuando la señora C. llegó a trabajar habían dos jefes directos que era la señora C. y don I.. Indicó también que la jornada era de 10:00 a 21:00 horas por un sistema de turnos y dos días libres a la semana. Que la demandante trabajaba de miércoles a domingo y el horario tenía que cumplirse y si no se cumplía los encargados los retaban señalándoseles que los iban a despedir. Asimismo, señaló que almorzaban conforme al horario estipulado, que la colación también era por turnos que determinaba los encargados que eran D.I. y la señora C., que eran los encargados de administrar. Añadió que los días que la demandante no trabajaba su puesto de trabajo era ocupado por otras personas porque eso era rotativo, es decir, los encargados asignaban el puesto de trabajo conforme a lo que era mejor para el salón. De igual forma, señaló que se trabajaba con uniforme de negro y las mujeres con zapatos, con tacos negros y los estilistas tenían una polera especial donde salía la marca de uno de los productos que ellos vendían.

    Se le exhibe la copia del horario incorporada por la demandante, indicando que lo reconoce y corresponde a una copia del horario de trabajo que mantenía el administrador, que ese horario lo confeccionaba don J.I. que dependía de don...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA