Sentencia nº T-11-2015 de Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, 22 de Agosto de 2015 - Jurisprudencia - VLEX 581984618

Sentencia nº T-11-2015 de Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, 22 de Agosto de 2015

Actor:VILLAMAN
Demandado:FISCO DE CHIL
Fecha de Resolución:22 de Agosto de 2015
Emisor:Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas
Procedimiento:Tutela
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Punta A., veintidós de agosto de dos mil quince.

VISTOS, OIDOS Y CONSIDERANDO:

PRIMERO

Que con fecha 30 de abril de 2015, doña C.V.V.F., Soldado de Tropa Profesional, domiciliada en Sarmiento N°543, Punta Arenas, deduce denuncia por vulneración de derechos fundamentales, en contra del Fisco de Chile -Ejército de Chile, Persona Jurídica de Derecho Público, representado legalmente por el Consejo de Defensa del Estado, representado a su vez por el Abogado Procurador Fiscal de Punta Arenas don D.R. delS., abogado, o por quien corresponda conforme lo dispuesto por el artículo 4o del Código del Trabajo, ambos con domicilio, para estos efectos, en calle 21 de Mayo N°1678, de esta ciudad, y previa referencia a los artículos 1, 197, 197 bis, 200, 444, 446, 485 y siguientes del Código del Trabajo, Ley 20.303 y demás que sean pertinentes, solicita se declare:

1) Que el Fisco de Chile - Ejercito de Chile ha vulnerado la garantía establecida en los números 1,4 y 16 del Art. 19 de la Constitución Política de la República, relativas al derecho a la vida, a la integridad física y psíquica y al respeto a la vida privada y la honra de la persona, libertad de trabajo. Se deja constancia que en cuerpo de la demanda alega como conculcado el derecho a la no discriminación.

2) Que debe cesar de inmediato la conducta lesiva, bajo apercibimiento de multa por un monto de 100 UTM, o la que el Tribunal estime conveniente, ordenando su reincorporación inmediata a sus labores o bien de persistir el comportamiento antijurídico a la fecha de dictación del fallo, dentro de tercero día contados desde que éste quede ejecutoriado

3) Que se ordena el pago de todas las remuneraciones adeudadas desde el mes de septiembre de 2014 hasta el mes de abril de 2015, en razón de $455.053.-

4) Que se ordene el pago de todas las cotizaciones de seguridad social y de salud a las que tengo derecho como Soldado de Tropa Profesional.

5) Que se remita copia de la sentencia definitiva a la Dirección del Trabajo para su registro.

6) Los intereses y reajustes, conforme a los artículo 63 y 173 del Código del trabajo.

7) Que se condene al demandado al pago de las costas de la causa.

Funda sus pretensiones en que ingresó al ejército en calidad de Soldado de Tropa Profesional según Resolución N° l.100/1/778 de fecha 01 de mayo de 2009, siendo destinada al Centro Clínico Militar de Punta Arenas, ello en virtud del nuevo sistema de ingreso al Ejercito de Chile en conformidad con la Ley Nº 20.303 que crea una planta de Tropa Profesional para las Fuerzas Armadas, ejerciendo labores administrativas, debiendo agendar horas con médicos y dentistas, llevar el registro de atenciones, realizar informes mensuales, realizar el ingreso de los pacientes entre otras labores vinculadas a trabajos administrativos, todas la cuales eran controladas y vigiladas por doña S.M., funcionaria civil que ejercía la función de jefa del lugar. Destaca que en la práctica existía un sistema de subordinación y dependencia, una jornada de trabajo de 30 horas semanales, distribuidas de lunes viernes de 08:30 a 12:30 horas y de 14:30 a 16:30 horas, percibiendo una remuneración mensual de $455.053. En cuanto a la duración del contrato, explica que con fecha 30 de noviembre de 2009 se dicta Resolución Exenta, que modifica la Resolución N° 778/2009, en virtud de la cual se consigna y se aclara que las personas designadas a integrar la tropa profesional lo serían desde el 01 de mayo de 2009 al 30 de abril de 2014.

Refiere que durante el mes de junio de 2013 tomó conocimiento de que estaba embarazada procediendo a comunicárselo a su jefe directo S.M., luego a la oficina de personal y finalmente al C.A.; que con fecha 7 de febrero de 2014 nace su hijo de nombre N. procediendo en consecuencia a presentar la correspondiente licencia médica para hacer uso de postnatal de 12 semanas y/o 84 días, sin embargo, no tuvo buena recepción por parte del ejército, ya que si bien se recibió la licencia respectiva se le indica que su relación contractual dura hasta el día 30 de abril de 2014 y que no será posible extender su vigencia y en consecuencia no se respetaría el fuero maternal.

Por lo anterior, procedió a presentar un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, tramitados bajo el Rol Nº 122-2014, fundado en el término de la vigencia de la relación contractual con el Ejército de Chile en la fecha antes indicada, el cual fue rechazo por cuanto el recurrido reconoció que aún no se ha dictado la resolución de retiro y que se encontraba haciendo uso del descanso post-natal, por lo que el Tribunal , estimó que no existía acto ilegal ni arbitrario, por no existir acto administrativo alguno en virtud del cual se hubiere procedido al retiro en conformidad con la Ley Nº 20.303, manteniéndose la relación contractual con el Ejército de Chile.

Sin embargo, durante el mes de agosto de 2014, mientras hacía uso del descanso post- natal parental tomó conocimiento que había sido desvinculada por cuanto la Contraloría General de la República había evacuado un dictamen en virtud del cual no procedía el beneficio del fuero maternal en su caso y el ejército ordenó adecuar sus políticas a dicho dictamen. Por lo anterior, en diciembre de 2014, presentó un nuevo recurso de protección, tramitado bajo el Rol Nº 507-2014, el cual fue acogido en primera instancia, pero rechazado por la Corte Suprema con fecha 16 de marzo de 2015, por cuanto la acción cautelar no era la vía para alegar la procedencia o no de las normas sobre protección de la maternidad, por tanto existiría un derecho indubitado el cual debía ser declarado conforme un procedimiento declarativo.

Plantea que en su caso no puede entenderse que la vigencia y término de la relación contractual operó ipso facto, primero por cuanto la Ley Nº 20.303 establece la forma en que opera el ingreso y el retiro de los funcionarios de tropa profesional, consignando expresamente en su Art. 1 N° 3, el que modifica la Ley Nº 18.948 Ley Orgánica Constitucional de las Fuerzas Armadas, agregando el siguiente inciso final al Art. 7 de dicha normativa: "Los nombramientos y retiros del personal de Tropa Profesional se harán por resolución de la respectiva Dirección del Personal o Comando del personal, en su caso.", resolución que hasta la fecha de presentación de esta demanda aún no se dicta.

En segundo término, indica que existen bienes jurídicos de mayor jerarquía que prohíben entender terminada la relación contractual con el Ejército de Chile.

R. a los antecedentes de hecho de la vulneración de derechos, reitera que ingresó a prestar servicios en calidad de soldado de Tropa Profesional consignándose una duración hasta el 30 de abril de 2014; que con fecha 07 de febrero de 2014 nace su hijo N. procediendo a hacer uso de descanso pre y post natal, extendiéndose este último hasta el día 02 de mayo de 2014. Agrega que llegado el día del término de los servicios con el Ejército de Chile, no fue dada de baja ni se dictó resolución alguna en virtud de la cual se hubiera ordenado su retiro absoluto de la Institución en virtud de lo establecido por la Ley Nº 20.303, la cual a la fecha de presentación de esta demanda no se dicta ni se le notifica de ella, manteniéndose en consecuencia vigente su relación con el Ejército de Chile en calidad de Soldado de Tropa Profesional.

Indica que prueba de lo anterior y de la vigencia de la relación con el Ejército de Chile es que actualmente ocupa una casa habitación perteneciente a la Armada de Chile, por la que cancela un arriendo de $27.600.-, inmueble que con fecha 26 de abril de 2015 se le solicitó restituir.

Señala que pese a encontrarse vigente la relación con el Ejército de Chile desde el mes de septiembre de 2014, se le adeuda su remuneración mensual, incumplimiento que se mantiene hasta la fecha, materializándose en el mes de abril de 2015 el último incumplimiento en el pago de la remuneración, incluidos los demás beneficios de seguridad social a los que tiene acceso en calidad de Soldado de Tropa Profesional, por tanto, el incumplimiento y vulneración a sus derechos se materializa mes a mes en forma permanente y continuada.

Agrega que cuando finaliza su descanso post natal, fue impedida de reincorporarse a sus labores, sin que exista hasta la fecha una resolución formal en virtud de la cual se ordene una prohibición de ejercer sus labores normales como administrativa en Hospital Clínico Militar de Punta Arenas, manteniéndose dicha infracción hasta la fecha y en forma permanente, pese a pertenecer a la Tropa Profesional del Ejército de Chile y a consecuencia de ello, ha sido privada del pago de sus remuneraciones, así como de las garantías de seguridad social que le corresponden en calidad de Soldado de Tropa Profesional, lo que le ha afectado gravemente por cuanto es madre de un niño de un año y dos meses el cual padece de síndrome piramidal, que afecta sus habilidades motoras, y no cuenta con ingresos mínimos para costear las necesidades básicas de subsistencia del niño.

En cuanto a los derechos vulnerados, cita en primer lugar el derecho a la no discriminación

En este sentido, cabe tener presente que el artículo 2° del Código del Trabajo establece expresamente en su inciso tercero que son contrarios a los principios de las leyes laborales los actos de discriminación.

Que conforme lo señalado anteriormente, he sido objeto de actos de discriminación, en efecto pese a formar parte de la Institución...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS