Sentencia nº T-43-2016 de Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, 18 de Febrero de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 680557213

Sentencia nº T-43-2016 de Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas, 18 de Febrero de 2017

Fecha de Resolución:18 de Febrero de 2017
Emisor:Juzgado de Letras del Trabajo de Punta Arenas
 
EXTRACTO GRATUITO

P.A., dieciocho de febrero de dos mil diecisiete.

VISTOS, OIDOS Y CONSIDERANDO:

Primero: Que, con fecha 28 de agosto de 2016, don P.E.E.V., empleado, C.N.I N° 13.380.678- 4, domiciliado en Pampa Alegre N° 011549, comuna de Punta Arenas, interpone demanda en procedimiento de tutela laboral por despido lesivo de derechos fundamentales y cobro de prestaciones en contra de su ex empleador, Sociedad Comercial Inal y Cía. Ltda., persona jurídica del giro proveedor de naves, importación y exportación, RUT 77.844.340-6, representada legalmente por don F.H.A.J., ignora profesión u oficio, C.N.I. N° 7.235.400-1, ambos domiciliados en calle J.M.C.N.° 88, de esta comuna, y previa cita de los artículos 19 Nº 1 y Nº 4 de la Constitución Política de la República, 160 N° 3, 162, 163, 168, 171, 485, 489 y siguientes del Código del Trabajo, solicita se declare:

1. Que la demandada ha vulnerado las garantías de integridad física y psíquica, derecho a la honra y garantía de indemnidad.

2. Que se condene al demandado a pagar las siguientes prestaciones:

a) Indemnización por falta de aviso previo por la suma de $1.427.947.-

b) Indemnización por años de servicio por la suma de $8.567.682.-

c) Incremento legal previsto en el artículo 168 letra c) del Código del Trabajo de la indemnización por años de servicios y del aviso previo en un 80% por la suma de $7.996.503.- o la que el tribunal estime conforme a derecho.

d) Indemnización sancionatoria equivalente a once meses de la última remuneración mensual por la suma de $15.707.417.- o la suma que el tribunal fije prudencialmente.

e) Saldo por feriado proporcional por la suma de $63.500.-

3. Que se condene a la demandada al pago de intereses y reajustes desde la fecha del despido y hasta su pago efectivo.

4. Que se condene a la demandada al pago de las costas.

5. Que se ordene la remisión de copia de la sentencia definitiva a la Dirección del Trabajo, para su registro.

Argumenta que en virtud de un contrato de trabajo indefinido, ingresó a prestar servicios para la demandada el 1º de enero de 2011, como vendedor, y si bien estaba excluido de la limitación a la jornada de trabajo, el contrato consignaba que debía dar cuenta de su labor de lunes a viernes entre las 08:30 y las 14:30 horas. Sus remuneraciones eran esencialmente variables, correspondiendo las últimas tres que percibió íntegramente a los meses de enero, febrero y marzo de 2016.

No obstante, que fue contratado como vendedor comisionista, con el transcurso del tiempo, se fueron añadieron a sus funciones las tareas propias del supervisor, a cuya ejecución nunca pude negarme, ya que el Sr. E.A. -su jefe directo y supervisor- le advertía "o si no, cagaste no más pendejo de mierda", de modo, que prácticamente desde los inicios de la relación laboral fue víctima de tratos impropios y humillantes y a los pocos meses de ingresar a prestar servicios, a los insultos del supervisor se sumaron los del dueño, quien decía que yo era "un pendejo que no sabía de negocios", debiendo aguantar la constante desconfianza de don F.A. y de doña M.T. -ambos dueños de la empresa- quienes revisaban con un celo rayano en la desconfianza los detalles de sus ventas, dando a entender que era deshonesto, escenario muy lejano al de lealtad que debe imperar en una relación de trabajo. Alega que en muchas oportunidades debió reclamar que le pagaran las comisiones de sus ventas, señalando la Sra. Tillería que no le gustaba que vendiera tanto porque "ganaba más que ella", comentarios que emitía en frente de otros compañeros de trabajo.

Señala que las circunstancias descritas redundaron en su vida personal y le provocaron un cuadro angustioso reactivo, por lo cual inició un tratamiento siquiátrico diagnosticándosele un episodio depresivo grave, encontrándome con licencia médica desde el día 12 de abril de 2016, con terapia farmacológica y psicológica.

Afirma que el día 11 de mayo de 2016, mientras hacía uso de licencia médica, concurrió a su lugar de trabajo a cobrar su sueldo del mes de abril y un pago pendiente por la suma de $300.000.- que se le adeudaba por haber cubierto personalmente la compra de uno de los clientes por un producto que la empresa no tenía en stock y ante su requerimiento de pago, don F.A.J. le señaló que no le pagaría nada hasta que cobrara todos los créditos que tenía pendientes. Como no le pareció que aquello fuese correcto, llamó por teléfono a su jefe directo, don E.A. para solicitarle que pidiera al Sr. A. que le pagase lo adeudado, sin embargo, el Sr. A. se exaltó en forma desproporcionada, y le dijo: "Qué te crees pendejo concha de tu madre que me vienes a hueviar". El Sr. A. asumió la misma conducta, gritándole: "Qué vienes a hueviar concha de tu madre si tú ya no perteneces a la empresa, así que toma tus cosas y ándate concha de tu madre". Acto seguido, se tornó más agresivo, a tal punto que lo zamarreó, le dio empujones y le propinó patadas para expulsarlo del lugar, todo esto desde su oficina ubicada en el segundo piso hasta que logró empujarlo a la planta baja, diciéndole "Mejor ándate, pendejo de mierda o te daré una pateadura" y dirigiéndose a los demás trabajadores allí presentes, señaló que estaba prohibido que hiciera ingreso a la empresa "porque no quiero ver más a este pendejo ordinario concha de su madre que ya no trabaja más en la empresa".

Indica que afectado y atemorizado, sólo pudo arrancar, ya que jamás esperó ser tratado así, y tuvo miedo, ya que el Sr. A. contaba con una instrucción muy avanzada en artes marciales.

Acudió a la Policía de Investigaciones a interponer una denuncia por los golpes propinados por el Sr. A., la que fue derivada a la Fiscalía Local de Punta Arenas para ser investigada. A su vez interpuso reclamo ante la Inspección Provincial del Trabajo, ingresado bajo el N° 1201/2016/620 y en el comparendo de conciliación realizado el día 3 de junio de 2016, su ex empleador señaló que no reconoce ninguno de los conceptos reclamados ya que no ha despedido al reclamante, que su puesto de trabajo se encuentra vigente y no ha sido absorbido por nadie.

Hace presente que desde el día previo al comparendo, esto es, desde el 2 de junio de 2016, su médico tratante le extendió una nueva licencia médica a continuación de la anterior por 30 días, pero en virtud de los hechos descritos, y atendido que la última vez que acudió a las dependencias de la empresa fue expulsado de allí con golpes por parte de su ex empleador, optó por tramitar esta licencia ante la Inspección Provincial del Trabajo.

Sin embargo, el día 22 de junio de 2016, recibí carta de aviso de término de relación laboral que en lo pertinente señala: "Nos permitimos comunicar que, con fecha de hoy 16 de junio de 2016, se ha resuelto poner término al contrato de trabajo que lo vincula con la empresa, por la causal del artículo 160 N° 3 esto es, "No concurrencia del trabajador a sus labores sin causa justificada". Los hechos en que se fundamenta la causal invocada, es la no concurrencia a sus labores, después de terminada su licencia médica por 30 días, debiendo haberse presentado el día 02 de junio, en consecuencia, desde la fecha indicada no se ha presentado a trabajar sin causa justificada, generando graves complicaciones con nuestros clientes, tanto en la ciudad de Punta Arenas como en Puerto Natales".

Por lo anterior, interpuso un reclamo ante la Inspección del Trabajo, por el despido y cobro de prestaciones, ingresado bajo el Nº 1201/2016/805, celebrándose el comparendo de conciliación el día 1º de julio de 2016, ocasión en que la demandada señaló que "reconoce relación laboral y separación de la parte reclamante en calidad de vendedor, desde el 01-01-2011 hasta el 16-06-2016, fecha en que se puso término al contrato por la(s) siguiente(s) causal(es) legal(es): Art. 160 N° 3 C. del T. No concurrencia del trabajador a sus labores sin causa justificada. Inasistencia del trabajador desde el 02/06/2016" (sic). Reconoce que en esta instancia se le pagó un abono de $634.500.- por concepto de feriado proporcional.

En cuanto al derecho, previa cita de los artículos 5, 485 inciso primero y 489 del Código del Trabajo, manifiesta que las acciones ejercidas por la demandada en forma previa al despido, y en especial, las conductas en que ésta incurrió desde el día 12 de mayo de 2016, agrediéndolo verbal y físicamente, y que culmina con el término de la relación laboral, han significado una vulneración de sus derechos a la integridad física y psíquica, a la honra, como asimismo, la garantía de indemnidad.

Respecto del primero de ellos, resguardado en el artículo 19 N° 1 de la Constitución Política, reitera los hechos acaecidos en las dependencias de la empresa el día 11 de mayo de 2016.

En lo concerniente al derecho a la honra, consagrado en el artículo 19 N° 4° de la Carta Fundamental, asevera que fue transgredido el día 11 de mayo, al increpársele e insultársele en presencia de sus ex compañeros de trabajo. Además, sus ex empleadores se han encargado de difundir una serie de rumores sobre la calidad de su trabajo y el de su cónyuge en el círculo de distribuidores, en que ambos se desempeñan.

Finalmente, en cuanto a la garantía de indemnidad, expresa que un claro indicio de su vulneración es el hecho de que aun encontrándose con licencia médica, fue despedido con posterioridad a las denuncias efectuadas ante la Policía y la Inspección del Trabajo. Agrega que el día 3 de junio, durante la celebración del comparendo ante la Inspección del Trabajo, no se le hizo mención alguna de su supuesta inasistencia, en circunstancias que para su ex empleador debía reincorporarse el día 2 de ese mes.

Expresa que el acto lesivo de derechos fundamentales se produce al momento del despido, vulnerándose los derechos mencionados.

Hace presente que para efectos del cálculo de las indemnizaciones a que tengo derecho, de conformidad con el artículo 172 del Código del Trabajo y atendido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA