Sentencia nº T-526-2016 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 8 de Noviembre de 2016 - Jurisprudencia - VLEX 684783077

Sentencia nº T-526-2016 de 2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, 8 de Noviembre de 2016

Fecha de Resolución: 8 de Noviembre de 2016
Emisor:2º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago
 
EXTRACTO GRATUITO

Santiago, ocho de noviembre de dos mil dieciséis.

VISTOS:

PRIMERO: Que, con fecha 13 de junio de 2016, compareció don M.B.R., abogado, en representación de doña MARÍA CAROLINA BRIONES BASCUÑÁN y don PATRICIO HUMBERTO GONZÁLEZ REYES, trabajadores, todos domiciliados para estos efectos en Huérfanos 770, Oficina 1603, Santiago, quien interpuso denuncia por vulneración de derechos fundamentales con ocasión del despido, en contra de la ex empleadora de sus representados SOCIEDAD COMERCIAL VALCO LIMITADA, representada legalmente por doña VERÓNICA RAJII KREBS, ignora profesión u oficio, ambas domiciliadas en La Luma N° 1160, dpto., 103, Vitacura, y contra de ONIX CAPITAL S.A., representada legalmente por el liquidador don C.A.P.A., ambos domiciliados en Cerro El Plomo N° 5420, of. 908, Las Condes, y en contra de GRUPO ARCANO S.A., representada legalmente por doña VERÓNICA RAJII, RAJII KREBS, ignora profesión u oficio, ambas domiciliadas en La Luma N° 1160, dpto., 103, Vitacura.

Funda su acción en que sus representados prestaban servicios para la demandada Sociedad Comercial Valco Limitada, los que consistían en diversos servicios de asistencia personal, administrativa y operacional, y que se prolongaron hasta el día 29 de abril de 2016, cuando el empleador les comunicó el término de su contrato, invocando la causal del artículo 161 del Código del Trabajo, esto es, necesidad de la empresa, indicando lo que les correspondía por indemnizaciones legales, además de dejar constancia manuscrita de la deuda respecto de las remuneraciones del mes de abril, así como las cotizaciones previsionales y de salud correspondientes a los meses de marzo y abril de 2016, comprometiendo su pago para el día 13 de mayo de 2016, lo que a la fecha no ha ocurrido. Lo anterior, luego que el día 7 de abril, encontraran las instalaciones de la empresa completamente cerradas, confirmándoles el portero que no había nadie en la empresa y que las oficinas estaban cerradas, situación que hasta la fecha no ha cambiado, encontrándose los trabajadores desinformados y en la mayor indefensión, pese a sus esfuerzos por obtener alguna respuesta de parte de la empresa. Es de conocimiento público la gravísima situación que afecta al señor A.C., quien era el representante legal de su empleadora y se encuentra actualmente investigado por la Justicia Penal respecto de sus acciones y estrategia de negocio, teniendo como consecuencia que sus representados perdieran su fuente laboral, sin haber percibido el pago de sus remuneraciones, ni cotizaciones, como en derecho corresponde. Agrega que la empleadora prestaba servicios a las demandadas Onix Capital S.A. y Grupo Arcano S.A., estando destinadas al mismo giro financiero y se regían en cuanto a su relación de subordinación y dependencia por lo que ordenaba el señor C.. De modo que los actores prestaban sus servicios a todas las empresas, configurándose una unidad económica entre todas ellas.

Luego se refiere a la situación de cada demandante, indicando que M.C.B.B.±Ã¡n, ingresó el 1 de diciembre de 2012, que sus remuneraciones ascendían a la suma de $3.611.542, y que se ha visto gravemente afectada desde que empezaron a salir en la prensa los cuestionamientos al dueño de Grupo Arcano, a lo que luego se sumaron los problemas para cumplir con las obligaciones con los clientes, lo que se ha prolongado por meses. Trabajó tres años y medio como Asistente Personal del Sr. C., contratada por Sociedad Comercial Valco Limitada, compartiendo en su oficina, hogar y viajes, viéndose muy afectada anímicamente, pues ha sido defraudada y engañada por a quien consideraba no sólo su jefe, sino también su amigo. Además, dada la cercanía y la confianza que transmitía, varios de sus parientes y amigos cercanos invirtieron en Onix Capital, quienes actualmente la cuestionan e increpan pues, en su entender, la actora debió haber conocido de los actos defraudatorios, sin embargo, ella no se dio cuenta de lo sospecho de la situación, ni de la inestabilidad del negocio, debiendo dar la cara ante los clientes directos del Sr. C., además de sus propios parientes y amigos. Toda la situación le ha significado problemas de salud, encontrándose con depresión, empeorando su situación el hecho de que no puede consumir antidepresivos ya que alteran el efecto de los remedios que consume para tratar un cáncer que la afectó el año pasado, debiendo, además, consumir medicamentos para dormir. Precisa que la afección que sufre es de tal magnitud porque se encontraba emocionalmente comprometida con los trabajadores de la empresa y con muchos de los inversionistas, siendo objeto de una exposición mediática constante tras su declaración en la BRIDEC, lo que la ha afectado social y laboralmente, efectuándose una publicación en el diario El Mercurio que señalaba su nombre y apellido, además de aparecer fotografías suyas en varios medios, lo que ha transformado en un enorme sacrificio el salir a lugares públicos por la vergüenza de verse involucrada en estas situaciones. Además, y aumentando el desmedro del que es víctima, ha sido citada a declarar ante el Ministerio Público en calidad de imputada, junto a varios ejecutivos de Onix Capital, lo que dificulta que encuentre un trabajo en un plazo razonable, ya que siempre se ha desempeñado en puestos de confianza y lealtad, y los graves acontecimientos en los cuales se ha visto involucrada afectan su honra e imagen al ser vinculada a actos delictivos. También se ha afectado su patrimonio personal, pues cuando el Sr. C. no pudo continuar solventando sus gastos en Chile, ella debió responder ante proveedores y becados, ya que entre sus funciones se encontraba la de cancelar sus cuentas, gastos y compromisos con dichos proveedores y becados, recibiendo aun llamadas de cobranza, y por no contar con un finiquito, no ha podido activar el seguro de cesantía de un crédito bancario, obligándola a seguir pagando cuotas de casi $500.000, por este crédito adquirido previamente. Su situación familiar también se ha visto afectada, pues ha debido tomar medidas tendientes a bajar los costos propios de una vida familiar, dado que mantiene sola a sus hijos.

En cuanto a don P.H.G.¡lez R., ingresó el 25 de abril de 2005, siendo la demandada la continuadora legal de su empleadora inicial, adquirida por Sociedad Comercial Valco Limitada el año 2007, percibía una remuneración de $1.308.505, siendo desvinculado en la fecha y por la causal antes señalada. Despido que le afecta gravemente, ya que no cuenta con título profesional, sino sólo con su experiencia profesional, que ha sido absolutamente manchada por los actos imputados al señor C., sumado a que, a sus 42 años, es difícil buscar trabajo, pues las empresas buscan empleados más jóvenes. No se ha firmado el finiquito, ni se han pagado las indemnizaciones y prestaciones adeudas, teniendo como único sustento los ingresos que percibe su mujer, entre las prestaciones adeudadas, se encuentran las cotizaciones de los meses de marzo y abril, por lo que no ha podido acceder a tratamiento para la depresión y el insomnio que le afectan, ya que el costo de atención psicológica particular asciende a $80.000. Además, la debacle de la demandada comenzó en el mes de febrero de este año, impidiéndole disfrutar sus vacaciones, afectando a toda su familia, lo que se vio impedido por haberlo afectado un constante hostigamiento de parte de los clientes de la demandada que exigían explicaciones, a lo que se sumaban las constantes publicaciones de la prensa, que alteraban a sus padres, de avanzada edad, aumentando su sensación de incertidumbre y angustia. Este demandante también tiene otros compromisos comerciales que no ha podido cumplir por no contar con finiquito ni sustento, perdiendo oportunidades laborales, ya que se le pregunta donde ha trabajado antes, sin que tras las entrevistas sea considerado, pues trabajó once años en la filial de la empresa responsable de la mayor defraudación que el país conozca en el rubro. Por último, pretendía tener un hijo este año, lo que ha debido descartar por su menoscabada situación socioeconómica y la incertidumbre laboral que lo aqueja.

A continuación, se refiere a la procedencia de la tutela con ocasión del término de la relación laboral, indicando que las conductas lesivas descritas, tienen como autor al señor A.C.R., actualmente investigado como imputado por distintos tipos penales, acciones que derivan en el cierre del establecimiento en que funcionaba la Sociedad Comercial Valco Limitada, junto con las otras codemandadas, cesando sus funciones el día 6 de abril del presente, motivando los despidos informados el día 29 de abril de 2016, conductas que han afectado gravemente diversos derechos fundamentales de sus representados, tales como la integridad psíquica, el derecho a la honra y a la propia imagen, menoscabando aspectos de su vida privada y social, así como también aspectos de su vida pública, ya que, en algunos casos, incluso se les ha llegado a atribuir la calidad de imputados en los delitos investigados. Las actuaciones vulneratorias se enmarcan en el contexto de una investigación llevada a cabo por el Ministerio Público que ha resultado en un perjuicio inconmensurable hacia sus representados, a quienes se ha sindicado de responsables, pues, en su calidad profesional, debían tener conocimiento de los ilícitos, culpándoseles de conocer el actuar de A.C., quedando tan vulnerables como aquellos que han acusado la comisión de los delitos reseñados, y viendo para siempre mermada su reputación laboral, afectándose su integridad psíquica, pues se les imputan hechos graves y se obstaculiza para siempre la obtención de un trabajo como el que desempeñaban.

En particular, lo derechos afectados son: 1) El derecho a la integridad psíquica y física de los trabajadores, puesto...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA