Sentencia nº O-3-2016 de Juzgado de Letras de Victoria, 28 de Noviembre de 2016 - Jurisprudencia - VLEX 684787129

Sentencia nº O-3-2016 de Juzgado de Letras de Victoria, 28 de Noviembre de 2016

Fecha de Resolución:28 de Noviembre de 2016
Emisor:Juzgado de Letras de Victoria
 
EXTRACTO GRATUITO

Victoria, veintiocho de noviembre de dos mil dieciséis

PRIMERO: I.D.C.B.B., garzona, domiciliada en Avda. Confederación Suiza N°01350, de la ciudad y comuna de Victoria, quien dice: I. demanda laboral de indemnización de perjuicios por accidente de trabajo, conforme a la Ley N°16.774, en contra de su empleadora S.G.S.H., representada Iegalmente para estos efectos por doña M.L.S.R.; y como se trata de una sucesión, conjuntamente, esta acción se dirige en contra de sus herederos doña M.L.S.R., comerciante, don P.G.S.R., médico, don J. E.S.R., ignoro profesión u oficio, todos con domicilio laboral en Avda. Confederación Suiza N°1158, ciudad y comuna de Victoria, o por quien corresponda, según lo previsto en el artículo 4 inciso 1, del Código del Trabajo, fundado en los antecedentes de hecho y de derecho que expone:

ANTECEDENTES DE LA RELACIÓN LABORAL:

Que, por contrato a plazo fijo celebrado, con fecha 01/Octubre/2014, ingresó a prestar servicios en calidad de garzona y otras labores afines, bajo dependencia y subordinación, en los términos previstos en el artículo 7, del Código del Trabajo, en la sección Confitería Central del establecimiento denominado "S.G.S.H.;, de propiedad de su empleadora, según lo estipulado en la cláusula primera del pacto laboral. El contrato de trabajo tenía vigencia hasta el día 31/Diciembre/2014. Con posterioridad, se renueva el contrato desde el 02/Enero/2015 al 28/Febrero/2015, prórroga que se consigna en el mismo instrumento con la firma de ambas partes, sin que se haya cumplido hasta la fecha con formalidad alguna que ponga término a la relación laboral.

Que, en cuanto a la jornada de trabajo pactada en el contrato, su cláusula segunda establece que ésta tiene una duración de 52,5 horas semanales, distribuidas de Lunes a D. en la forma siguiente: de Lunes a Domingo desde las 10:00 a 14:30 horas y desde las 16:00 hasta las 22:00 horas, con dos días libres a la semana.

Que, la contraprestación en dinero por los servicios contratados es equivalente al ingreso mínimo mensual, por consiguiente, la estructura de su remuneración mensual conforme a la cláusula tercera del contrato de trabajo, debidamente reajustada, se compone del Ingreso Mínimo Mensual, que establece las ley, y para efectos de lo preceptuado en el artículo 172 del Código del Trabajo, asciende a la suma de $250.000.-

RELACIÓN CIRCUNSTANCIADA DE LOS HECHOS:

Que, el día 25/Noviembre/2014, siendo aproximadamente las 20:30 horas, en circunstancias que me encontraba desempeñando mis labores habituales como garzona en la Confitería Central de Victoria, específicamente preparando un sandwich, necesité fósforos para encender la plancha, ante lo cual me dirigí a buscarlos a la sala de pastelería. En ese instante, para conseguir los fósforos necesité bajar por una pequeña escala de 3 peldaños, cuyo piso se encontraba húmedo, resbalando, hasta caer por la referida escalara sin alcanzar a sujetarme de la puerta para evitarlo, sufriendo una involuntaria caída con graves consecuencias como se referirá más adelante, pues el accidente con ocasión del trabajo que no pude soslayar, me ha causado una grave lesión en mi brazo y hombro izquierdo. Acto seguido, me levanté del suelo a pesar del dolor intenso que sentía pudiendo constatar que se trataba de una fractura que me impedía y hacía imposible tener algún movimiento en mi extremidad izquierda superior.

A raíz de lo anterior, avisé inmediatamente de este siniestro laboral a quien se encontraba más cerca, la cajera Sra. M., colega que me prestó los primeros auxilios dada la magnitud de la lesión que sufrí, de modo que, con su ayuda pude sentarme y recuperarme un poco del dolor en el brazo y hombro, después, me acerqué hasta donde mi jefa, la Sra. M.S., quien vive y tiene su residencia en el mismo lugar de la confitería, informando inmediatamente la ocurrencia del accidente que me afectó, empleadora que sin dimensionar la gravedad de la lesión que le comuniqué no le otorgó la debida atención, al contrario, su insólita respuesta fue: "que terminara el turno y que después fuera al hospital". Una vez que terminé mi turno alrededor de las 22:00 horas, concurrí por mis propios medios al Hospital de Victoria, centro asistencial donde fui atendida de urgencia a las 22:21 horas por el médico general Dr. F.V., quien ordenó sacarme radiografías del hombro izquierdo, cuyo diagnóstico médico consignó que había sufrido un esguince, extendiéndome 15 días de licencia médica, según consta de Formulario de Atención de Urgencia del Hospital de Victoria, de fecha 25/Noviembre/2015, documental que se aportará al juicio en las audiencias orales respectivas.

Al expirar mi licencia médica, regresé al Hospital de Victoria donde se verifica que no me había recuperado satisfactoriamente, situación que derivó en que el Dr. F.V. me derivara con e! especialista en traumatología de dicho Hospital Dr. J.C.P., profesional traumatólogo que ante la gravedad de la lesión determinó que debía someterme a una ecografía y resonancia magnética para el día 22/Diciembre/2014, en el Hospital Regional de Temuco, cuyo resultado concluyente en cuanto a la fractura sufrida en el infortunio laboral motivó su decisión sobre la necesidad de operar. Así, hasta el día 16/Enero/2015 (fecha de la declaración del accidente) y sin la ayuda de mi empleadora, yo misma he debido soportar en forma personal los gastos asociados a mi atención, traslados y exámenes médicos. Asimismo, con fecha 16/Enero/2015, me presenté ante la Inspección del Trabajo de Victoria siguiendo las instrucciones del Dr. J.C.P., para dar cuenta del accidente laboral que me afectó y recibir asesoría adecuada en cuanto a las prestaciones médicas a las que tenía derecho por la Ley N°16.744, Servicio que me instruyó que los hiciera la denuncia de accidente de trabajo. Igualmente, los funcionarios de dicha inspección del Trabajo fueron muy diligentes en comunicarse con el organismo al cual se encuentra afiliado la demandada, y gestionar mi ingreso al ISL., de Temuco, por tratarse de un accidente que no había tenido la atención debida, esto es, que no se declaró oportunamente por la demandada. El Formulario o DIAT., que se acompaña másadelante en un otrosí de esta presentación, junto con el Formulario de Atención deUrgencia del Hospital de Victoria, los ingresé ante el ISL., de Temuco. Finalmente, cumpliendo con los procedimientos de fiscalización en caso de denuncia por accidente laboral no declarado, la Inspección del Trabajo procedió a tomarme declaración jurada acerca de los hechos y circunstancias en que ocurrió dicho siniestro, sin perjuicio de la visita inspectiva realizada en terreno, al lugar de trabajo, por el fiscalizador actuante quien constató la infracción siguiente: "No denunciar al organismo administrador respectivo el accidente de trabajo", que afectó a la trabajadora Sra. I.B.B., cursándose multa administrativa, todo lo cual se acreditará en las audiencias orales que se fijarán al efecto por este Tribunal.

Al respecto, es necesario señalar que mi empleadora asumiendo una conducta que no se condice con sus funciones de velar por la vida y salud de los trabajadores bajo su dependencia, y faltando a sus deberes de seguridad y protección general que le impone la ley, no cumplió con su obligación legal de denunciar el accidente laboral ante el organismo administrador de la Ley N°16.744, sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. La falta, omisión o negligencia inexcusable de la demandada en cuanto a no declarar el accidente, afectando mi salud física y psíquica, significó que hasta el día 16/Enero/2015, fecha en que por instrucciones del facultativo Dr. J.C.P. y de la Inspección del Trabajo de Victoria realicé personalmente la declaración individualmente del accidente de Trabajo, DIAT, ante el Instituto de Seguridad Laboral, ISL, se me había privado del derecho de acceder a una oportuna y adecuada atención médica, según lo ordena la ley en caso de siniestros laborales, acarreando que mis lesiones físicas y psicológicas sólo fueran tratadas hasta esa fecha como cualquier enfermedad común, con bonos de FONASA.

Que, no obstante conocer mi estado invalidante como consecuencia del infortunio laboral que me afectó, la demandada no hizo nada respecto de la obligación que tenía de efectuar la declaración individual de accidente de trabajo, DIAT., ante el organismo administrador de la Ley N°16.744, lo que importa un actuar negligente de mi empleadora, permaneciendo hasta ese entonces, 16/Enero/2015, sin recibir las prestaciones médicas y tratamientos a que tenía derecho por el seguro contra riesgos de accidentes laborales de la Ley N°16.744, en el evento de que mi empleador hubiera sido diligente en confeccionar la DIAT., en los plazos acordados por la ley antes citada, conforme lo ordena en su primera parte el artículo 76, norma que previene lo siguiente: "La entidad empleadora deberá denunciar al organismo administrador respectivo, inmediatamente de producido, todo accidente o enfermedad que pueda ocasionar para el trabajo o la muerte de la víctima".

Con todo, después de ingresar en el Instituto de Seguridad Laboral, ISL., me trasladaron al Hospital Regional de Temuco, siendo derivada el mismo día 16/Enero/2015 a la "Clínica Mayor", donde fui atendida en traumatología adulto, por el médico tratante Dr. F.D., de dicha Clínica, especialista en hombro que procedió a examinar la lesión que me afectaba diagnosticando: rotura de manguito rotador de hombro izquierdo, conforme se expresa en el documento Epicrisis de la "Clínica "Mayor". De tal forma que, decide someterme a una operación al hombro ingresando a pabellón, a principios del mes de Abril/2015, no sin antes iniciar tratamiento kinesiológico para fortalecer los músculos con miras a efectuarse la operación. Con fecha 02/Abril/2015, soy ingresada a la "Clínica Mayor" para realizarme intervención quirúrgica con el equipo médico del D.D., cuya compleja...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA