Sentencia nº T-1-2016 de Juzgado de Letras de Victoria, 14 de Junio de 2017 - Jurisprudencia - VLEX 684814785

Sentencia nº T-1-2016 de Juzgado de Letras de Victoria, 14 de Junio de 2017

Fecha de Resolución:14 de Junio de 2017
Emisor:Juzgado de Letras de Victoria
 
EXTRACTO GRATUITO

Victoria, catorce de junio de dos mil diecisiete.-

VISTOS, OÍDOS Y CONSIDERANDO;

PRIMERO: Comparece doña S.L.S.M., chilena, cédula nacional de identidad n° 14.441.262-1, asistente de la educación, domiciliada en calle San Martín Nº 83, Población San José, comuna de Victoria, viene en este acto en interponer, en procedimiento de tutela laboral, demanda por despido vulneratorio de derechos fundamentales, y, además, de cobro de prestaciones e indemnizaciones laborales y por daño moral, en contra de su ex empleador, ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE VICTORIA, rut N° 69.180.900-5, persona jurídica de derecho público, representada legalmente conforme lo dispone el artículo 4° del código del trabajo por don H.R.M.C., alcalde, cédula nacional de identidad número 6.782.468-7, o por quien la subrogue o represente en virtud del mismo precepto legal, ambos domiciliado en calle L. nº 680, comuna de Victoria, y, además, con faenas o servicios en Avenida Prat nº 1520, comuna de Victoria.

Expone que con fecha 01 de agosto del año 2009, comenzó a prestar servicios bajo vínculo de subordinación y dependencia para la Ilustre Municipalidad de Victoria, en calidad de “Paradocente” y ejerciendo las funciones de “monitor pedagógico de apoyo a los planes de mejora, ley SEP” en la Escuela Héroes de Iquique ubicada en Avenida Prat nº 1520 Victoria. El contrato respectivo fue suscrito con fecha 03 de agosto del año 2009 y se estipuló que tendría vigencia hasta el 30 de noviembre del año 2009, finiquitándose formalmente el 01 de diciembre del año 2009. Con fecha 01 de marzo del año 2010, suscribió nuevo contrato con la Ilustre Municipalidad De Victoria, en calidad de “Paradocente” y ejerciendo las funciones de “monitor pedagógico de apoyo a los planes de mejora, ley SEP” en la Escuela Héroes de Iquique ubicada en Avenida Prat nº 1520 Victoria; estipulándose en dicho contrato que éste tendría vigencia hasta el 28 de febrero del año 2011, finiquitándose formalmente el 04 de marzo del año 2011.Inmediatamente después del contrato descrito precedentemente, el mismo 01 de marzo del año 2011, suscribe nuevo contrato con la Ilustre Municipalidad De Victoria, pero ahora en calidad de “Asistente Social del Programa de Integración”, en la Escuela Héroes de Iquique ubicada en Avenida Prat nº 1520 Victoria, por 30 horas cronológicas, estipulándose en dicho contrato que este tendría vigencia hasta el 29 de febrero del año 2012. Paralelamente al contrato singularizado en el numero precedente, el 11 de marzo del año 2011, suscribió con la Ilustre Municipalidad de Victoria contrato por 8 horas semanales para desempeñar las funciones de “Profesional de Apoyo en Aula”, en la Escuela Héroes de Iquique ubicada en Avenida Prat nº 1520 Victoria; estipulándose en dicho contrato que éste tendría una vigencia hasta el 31 de diciembre del año 2011. El 01 de agosto del año 2012 suscribe con su ex empleador, anexo de contrato por medio del cual se dispuso la modificación del contrato de trabajo suscrito el 31 de marzo del año 2011, ampliándose el plazo de vigencia hasta el 28 de febrero del año 2013, el cual pasó definitivamente a contrato de duración indefinida en virtud de modificación de 01 de marzo del año 2013. Señala que por su buen desempeño con el correr de los años fue asumiendo cada vez más funciones. Agrega que sus últimas 3 remuneraciones fueron las siguientes: junio del año 2016 la suma bruta de $777.482, por 30 días trabajados, mayo del año 2016 la suma bruta de $777.482 por 30 días trabajados; que será el monto a considerar para el cálculo de las indemnizaciones y prestaciones que se reclamarán, abril del año 2016 la suma bruta de $777.482 por 30 días trabajados, que será el monto a considerar para el cálculo de las indemnizaciones y prestaciones que se reclamarán, promedio de sus remuneraciones. En mérito del carácter fijo de sus remuneraciones y en virtud de lo dispuesto en el artículo 172 del código del Trabajo, el monto bruto a considerar para el cálculo de todas las indemnizaciones y prestaciones que se reclamen en esta presentación es la suma de $777.482 pesos.

El día 27 de mayo del año 2016 le fue entregada personalmente carta de aviso de termino de contrato, en la cual se exponía que se pondría termino a su contrato a partir del día 01 de julio del año 2016. En la referida comunicación se estipuló que la causal legal aplicable al despido era la del artículo 161 del Código del Trabajo, sin que se expusiera con claridad si se refería a la causal de necesidades de la empresa o servicio, o bien, a alguna otra causal de las establecidas en el referido artículo 161. Con el fin de justificar el despido, se expone en la comunicación, breve y sucintamente, lo siguiente: “Como es de su conocimiento, el establecimiento educacional donde usted labora, ha mantenido una baja sostenida de matrícula, como así mismo ha sido informada con “calificación insuficiente”, (con el serio riesgo de cierre del establecimiento educacional), donde dentro de las estrategias de gestión que se han adoptado, tendientes a mejorar el servicio que prestamos a nuestros niños, apoderados y comunidad en general, está el reestructurar el área de convivencia donde Ud. se desempeña, a fin de subsanar severas y reiteradas falencias que ha presentado, (como ha sido de su conocimiento), y que inciden, entre otros, en la situación de riesgo del establecimiento.”

Agrega que lo transcrito en el párrafo precedentemente, así como del contenido íntegro del documento se colige que el documento es desprolijo en cuanto a su redacción, solo confunde al trabajador y es poco claro en cuanto a los hechos que se exponen, la carta es confusa. Por una parte parece ser que lo que se pretende es sustentar la causal de necesidades de la empresa, pero lo cierto es que en ninguna parte de la carta se invoca expresamente dicha causal, sino que ello debe concluirse con un esfuerzo adicional del trabajador. Por otra parte, en la carta se hace referencia a que ha sido informada con “calificación insuficiente”, la calificación insuficiente obedece a la evaluación efectuada por su ex empleador respecto a su desempeño, entonces, surge necesariamente la interrogante de si se le despide por necesidades de la empresa o por haber sido informada con calificación insuficiente, interrogante a la que deberá dar respuesta su ex empleador. La carta es inconsecuente. Por una parte, la carta señala que el establecimiento educacional en el que trabajaba ha mantenido una baja sostenida de matrícula, situación que, en un primer análisis, pareciera ser la razón por la que se invoca la causal de necesidades de la empresa, y, por otro lado, la carta señala que se han adoptado estrategias de gestión tendientes a mejorar el servicio, como sería el reestructurar el área de convivencia en que la actora se desempeñaba a fin de subsanar las severas y reiteradas falencias que dicha área ha presentado. Entonces, no queda claro si la razón por la cual se invoca la causal de necesidades de la empresa es debido a la baja de matrículas o si es por la necesidad de reestructuración a que se refiere, tampoco queda claro si es por ambas razones o si, en definitiva, una es la consecuencia de la otra. Es inconsecuente, porque la reestructuración desplaza la baja de matrículas como causal de necesidades de la empresa, ya que con la primera se pretende precisamente detener la baja sostenida en la solicitud de matrículas, luego, el cargo que desempeñaba es un cargo que no puede ser suprimido, ya que está establecido por ley. La carta carece de información suficiente. De la lectura de la carta se desprende que su ex empleador presume el conocimiento de varios hechos, cuestión que aun cuando fuere efectiva es inaceptable, toda vez que es obligación del empleador acompañar en la carta de aviso de termino de contrato los antecedentes necesarios para sustentar la causal legal en la que se apoya. En efecto, como se desprende de la sola lectura de la comunicación, al tratar el tema de la baja en las matriculas no se indica la época desde la cual se ha mantenido dicha baja, no se indica cómo ha afectado dicha baja al establecimiento ni la proporción en la cual ha disminuido la solicitud de matrículas, tampoco se señaló si ello afecta considerablemente la economía del establecimiento, como si por ello dejara de recibir alguna subvención escolar, y, en definitiva, no entrega ningún dato o antecedente al respecto, simplemente su ex empleador presume que debo estar en conocimiento de todo ello, cuestión que es imposible, ya que su cargo nada tiene que ver con la economía o el patrimonio del establecimiento. Asimismo, cuando se expone acerca de las estrategias de gestión adoptadas, la carta no indica a qué clase de reestructuración se refiere, ni señala en qué consiste, ni como en dicha reestructuración yo no tendría cabida, transformando la carta en ambigua y poco contundente. En definitiva, señala, que no basta indicar como mera formalidad, los hechos fundantes de una manera genérica, se exige necesariamente una justificación mayor atendido que no se trata simplemente de poner término a un contrato cualquiera, se trata de poner término a un contrato de trabajo, que no es sino el modo de ganarse la vida.

Expone que el día 07 de julio del año 2016, formuló reclamo administrativo en la Inspección del Trabajo de la comuna de Victoria, ello, con el objeto de reclamar el pago de las indemnizaciones que en derecho le correspondían, esto es, indemnización por años de servicios, indemnización por falta de aviso previo, y el pago de los feriados proporcionales y progresivos, y, además, reclama respecto de la improcedencia del despido, ya que existen hechos que permiten arribar a la conclusión de que la causal invocada por el ex empleador para fundamentar el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA