Sentencia nº T-1-2016 de Juzgado de Letras y Garantía de Taltal, 16 de Agosto de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 737103557

Sentencia nº T-1-2016 de Juzgado de Letras y Garantía de Taltal, 16 de Agosto de 2018

Fecha de Resolución:16 de Agosto de 2018
Emisor:Juzgado de Letras y Garantía de Taltal
 
EXTRACTO GRATUITO

Taltal, dieciséis de agosto de dos mil dieciocho

Vistos, oídos y considerando:

Primero: Que comparece doña B.A.E., abogada, en representación de don J.P.S.-LoupO., RUN 13.220.381-4, ambos con domicilio en calle A.P. 461, oficina 1805, ciudad de Antofagasta, quien deduce denuncia por vulneración de derechos fundamentales con ocasión del despido, y cobro de indemnizaciones y prestaciones laborales y, en subsidio, demanda de despido indirecto y cobro de prestaciones laborales, en contra de Ilustre Municipalidad de Taltal, RUT 69.020.500-9, representada legalmente por don S.O.M., ignora RUN, ambos domiciliado en Av. P. 515, comuna de Taltal, Región de A., solicitando en cuanto a la demanda principal, declarar que el despido es vulneratorio de derechos fundamentales, condenando al pago de los siguientes conceptos: i) indemnización sustitutiva del aviso previo por $1.655.190; ii) indemnización por años de servicios correspondiente a tres años, por $4.695.570 y recargo del 50% por $2.482.785; iii) indemnización especial del artículo 489 inciso tercero del Código del Trabajo, correspondiente a 11 remuneraciones por $18.207.090, o la suma que determine; iv) feriado proporcional correspondiente a 12,25 días por $675.869; v) indemnización por daño moral por la suma de $25.000.000; vi) reajustes, intereses y costas. En cuanto a la demanda subsidiaria, que se acoja la demanda, declarando y ordenando el pago de las siguientes indemnizaciones y prestaciones laborales: i) que la relación laboral ha concluido el 19 de agosto de 2016 por incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato de trabajo; ii) el pago de indemnización sustitutiva del aviso previo por $1.655.190; ii) indemnización por años de servicios correspondiente a tres años, por $4.695.570 y recargo del 50% por $2.482.785; iii) feriado proporcional correspondiente a 12,25 días por $675.869; iv) reajustes, intereses y costas.

Segundo: En cuanto a las demandas de autos interpuestas por el actor.

I.- En cuanto a la demanda principal por vulneración de derechos con ocasión del despido y cobro de prestaciones laborales.

1.- Antecedentes generales. Que la abogada ya individualizada refiere que las partes suscribieron contrato de trabajo el 2 de enero de 2014, aprobado por decreto 006/R que individualiza, con cargo al ítem 21.3.004 “remuneración del departamento de educación municipal” y, que las funciones consistían en ejercer el cargo de asesor jurídico del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM), dependiente de la demandada. Respecto de la duración del contrato, indica que se extendía conforme al contrato hasta el 31 de marzo de 2014, sin embargo, en la fecha de finalización suscribió un anexo de contrato, mediante se extendió la relación hasta el 31 de diciembre de 2014. Finalmente, el 2 de enero de 2015, mediante anexo de contrato se estipuló una duración indefinida.

Refiere que la jornada de trabajo correspondía a 44 horas semanales, distribuidas de lunes a jueves, desde las 08:00 a 13:30 y de 14:15 a 17:00, y el viernes desde las 8:00 a 13:30 y de 14:15 a 16:00 horas.

En cuanto a la remuneración, conforme lo dispone el artículo 172 del Código del Trabajo, corresponde a $1.655.190.

2.- En cuanto al acoso laboral. Agrega que desde fines del mes de enero de 2016 el demandante se vio expuesto a constantes conductas de acoso laboral por parte de la jefa de unidad de personal y finanzas DAEM, doña A.P.V. y también por parte del alcalde. Indica que fue tal la gravedad, que se vio en la obligación de denunciar los hechos a la Contraloría General de la República, debiendo ejercer el despido indirecto el 19 de agosto de 2016.

A continuación, indica que, en el año 2015, se presentó una solicitud de parte de la señora Paredes, para obtener horas extraordinarias con la finalidad de cancelar un préstamo destinado a devolver un dinero que le fuera pagado al actor erróneamente, por la suma aproximada de $1.600.000, respecto de lo cual, el actor no veía problemas, pero la decisión no podía darse, atendido a que dependía tanto del jefe DAEM como del alcalde. Por lo anterior, la señora P., refirió que, si no ocurría lo anterior, ella no se quedaría tranquila e iniciaría denuncia ante Contraloría.

Agrega que, en el mes de enero de 2016, al reingresar a cumplir funciones, una de las primeras cosas que efectúa la señora P. fue redactar un ordinario interno dirigido al jefe DAEM, don L.R., requiriendo para ella y su personal la autorización de horas extraordinarias, las que correspondían a labores que ya se habían realizado antes, incluyendo un informe que indicaba que las tareas realizadas durante el año anterior por el departamento contable habían sido mal efectuadas y que producto de ello DAEM no poseía fondos, lo que justificaba que ella tuviese que efectuar horas en sobretiempo para verificar el mal estado patrimonial. Ante dicha solicitud, el Director DAEM solicitó previamente debían indicarse hechos específicos, lo que motivó la reacción agresiva de la señora Paredes, quien en su oficina a viva voz expresó que le debían pagar las horas extraordinarias, que iba a ir a la Contraloría y que no iba a parar hasta que echaran al director y al demandante, lo que fue puesto en conocimiento del alcalde.

Refiere que por la negativa de otorgar horas extraordinarias a la señora Paredes, aquella efectuó denuncia en la Contraloría Regional como ante el Alcalde de un supuesto desfalco en el DAEM, iniciando la señora Paredes una campaña de descredito en contra del director DAEM y el demandante ante otros funcionarios municipales, especialmente personal de las unidades educativas, refiriendo una falta de calidad profesional y un supuesto desfalco por una mala gestión, colusión entre ambos profesionales.

Agrega que por la denuncia efectuada por la señora Paredes, al regreso de sus vacaciones el alcalde solicitó al demandante una reunión con la finalidad que explicara las imputaciones, concurriendo a aquella el alcalde, el administrador municipal, el asesor jurídico, el control municipal y el actor, que tuvo como resultado que se desvirtuara las acusaciones, abordando la campaña de descredito, sin que hasta el día de hoy se efectuara alguna gestión para dar término a los actos de acoso laboral.

Refiere que las conductas de acoso por parte de la señora Paredes continuaron, comenzando a desaparecer carpetas con información relevante, como la situación ocurrida e informada respecto a don J.T., encargado del programa PIE, respecto del pago de su remuneración, ya que indicó que la jefa de finanzas le habría señalado que no podía pagarle la remuneración, pues se le debía pagar solamente de los fondos PIE y como la subvención no había sido remitida entonces no procedía el pago, ya que no se podía enterar la remuneración con otros fondos como se había hecho el año anterior, ya que era derechamente malversación de fondos. Al respecto, el demandante informó al señor T. que no se le había solicitado formalmente un informe sobre el tema y que lo señalado por la jefa de finanzas no era correcto, pues el contrato decía otra cosa, debiendo pagarse. Agrega que, dentro de las acusaciones efectuadas por la señora Paredes precisamente se encontraba la malversación de fondos por pagos al señor T.. Por lo anterior, el demandante le explica al alcalde que el contrato no señalaba el pago a través de un fondo específico. Agrega que no se pudo obtener mayor información, pues al bajar a buscar la carpeta ya no estaba y al preguntar a funcionarios de Finanzas y personal, todos indicaron que no sabían donde estaban. Refiere que apareció la carpeta el día siguiente, entregándola doña A.P. al señor T. por mano, verificando que el decreto y contrato no se encontraba en la carpeta, apareciendo a los días después, sin que la autoridad superior hubiera iniciado una investigación por dichos hechos.

Agrega que pese a la desestimación de la denuncia de desfalco de DAEM, el acoso continuó tanto por la señora Paredes y por el señor O., informando por parte de la alcaldía diferentes cambios, adoptándose decisiones entre la jefa de contabilidad y el alcalde, sin pasar por la aprobación del director del DAEM, ni por la revisión del demandante. Hace referencia a la situación de la funcionaria C.S., quien a mediados de febrero, estando de vacaciones fue llamada personalmente por la señora Paredes para que regresara, quien le ordenó que firmara una solicitud de permiso administrativo para cubrir el día de ausencia, debiendo tomar su feriado en una fecha posterior cuando ella lo autorizara, situación que fue consultada por la funcionaria al demandante, quien señaló que era ilegal, ya que había dado inicio al feriado y que no aprobaría nada. Sin embargo, indica que dichas solicitudes pasaron directamente a alcaldía por la gestión de la señora Paredes ante el alcalde, autorizando la autoridad los trabajados extraordinarios y su pago sin pasar por el jefe DAEM, sin que los pudiera revisar el demandante, dificultando el desempeño de sus funciones.

Agrega que la situación de acoso se agravó, al punto de ser cuestionado el actor directamente por el alcalde respecto de su calidad profesional, indicando que a mediados de febrero de 2016, se llamó al director DAEM y al demandante al concejo municipal, a fin de informar el parecer respecto de un cambio que el alcalde a través del Departamento de Planificación quería realizar en fondos de destinación a educación, específicamente mejora del sistema eléctrico en la unidad rural de Paposo, fondos que requerían ser trasladados por el jefe comunal a estudios de caída de aguas lluvias. Refiere que el jefe DAEM indicó la intención que los fondos quedaran en educación, y el concejo negó la solicitud al alcalde, pasando luego a consultar las particularidades de la licitación sobre la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA