Sentencia nº T-5-2018 de Juzgado de Letras de Limache, 29 de Octubre de 2018 - Jurisprudencia - VLEX 744093317

Sentencia nº T-5-2018 de Juzgado de Letras de Limache, 29 de Octubre de 2018

Fecha de Resolución:29 de Octubre de 2018
Emisor:Juzgado de Letras de Limache
 
EXTRACTO GRATUITO

Limache, veintinueve de octubre de dos mil dieciocho

VISTO Y OÍDO:

Que con fecha dieciséis de octubre recién pasado, ante este Juzgado de Letras del Trabajo de Limache se llevó a efecto audiencia de juicio en los autos R.I.T. T-5-2018, por demanda por vulneración de derechos fundamentales, nulidad del despido, despido injustificado, cobro de prestaciones e indemnizaciones y daño moral, entablada por doña Y.P.V. , , R.: 12.167.792-K, secretaria, domiciliada en Pasaje 27 de Abril N° 5886, Lo Narváez, comuna de Olmué; en contra de la ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE OLMUE, RUT N° 69.061.200-3, representada legalmente por doña MACARENA SANTELICES CAÑAS, ignora R., domiciliados ambos para estos efectos en A.P.N.° 12, comuna de Olmué. En juicio, la demandante, compareció legalmente a través del abogado Nicole Leiva Arredondo, mientras que la demandada compareció a través del abogado don Jorge Torres Jaña y C.U.H., con domicilio y forma especial de notificación registrados en este Tribunal.-

CONSIDERANDO:

PRIMERO: Fundamentos de la pretensión tutelar del demandante.- Que se presentó demanda de tutela laboral entablada a la luz de lo dispuesto en los artÃculos 489 y siguientes del Código del Trabajo, en virtud de los siguientes hechos denunciados:

Señala la actora:

Que, con fecha 14 de Enero de 2000, comenzó a prestar servicios como "auxiliar de servicios menores" en el departamento de educación de la Municipalidad de Olmué, pero en la práctica durante todos estos años ha estado ejerciendo labores en el Municipio y no en el departamento de educación.

Su última remuneración ascendÃa a la suma de $688.843, sin considerar los bonos que fueron arbitrariamente excluidos y los que exige le sean pagados Ãntegramente y considerados en la base de cálculo de las indemnizaciones.

1. VULNERACION A LA INTEGRIDAD PSIQUICA Y ACOSO LABORAL DURANTE LA RELACION LABORAL Y CON OCASIÓN DEL DESPIDO.

Refiere, que desde Agosto de 2016 es atormentada por las autoridades municipales, por el hecho de no haber apoyado polÃticamente la candidatura a reelección de la Alcaldesa Macarena Santelices Cañas durante 2016 y por sus reiteradas solicitudes para formar parte de la Asociación de funcionarios de la Ilustre Municipalidad de Olmué (sÃmil a un sindicato, el que nunca fueron autorizados a constituir).

En un principio esto se manifestó en que inmediatamente reasumiendo el cargo de alcaldesa por doña M.S., le fueron quitados arbitrariamente todos los bonos que recibió por 16 años, sin ninguna explicación fehaciente al respecto, recibiendo malas palabras de la directora subrogante de finanzas de la época doña K.S., quien le señala que no tenÃa que ser patuda, ya que esos bonos ya no le correspondÃan, lo que es ilógico a todas luces, pues formaban parte de su patrimonio como DERECHO ADQUIRIDO, pues le fue pagado indistintamente durante 16 años de forma sucesiva e ininterrumpida. Lo anterior no solo produjo un menoscabo económico en su vida, sino que también inició una serie de episodios nerviosos, pues de la lógica se desprende que un evento como el descrito, en mérito del cual se vieron mermadas sus condiciones económicas y laborales, produce un menoscabo psicológico y emocional en cualquier persona humana.

Asà las cosas durante meses consultó a doña K.S. las razones por las cuales le habÃan sido quitado esos bonos, recibiendo siempre como respuesta evasivas o malas palabras, lenguaje paraverbal de desagrado de su parte, llegando en ocasiones a decir que no estaba en su oficina si pedÃa hablar con ella.

Todo ello derivó en que insistiera con más ahÃnco, pero siempre de forma respetuosa en la posibilidad de formar parte de la Asociación de funcionarios de la Municipalidad de Olmué, insistencia a nombre de ella y de sus compañeros, también contratados bajo las normas del código del trabajo, situación que en innumerables ocasiones les fue rechazada, pues no eran funcionarios municipales, no obstante existir un dictamen de contralorÃa que autorizaba su participación en la entidad. Por lo anterior, fue tildada de "conflictiva" para las autoridades municipales. AsÃ, durante toda la relación laboral se le exigió cumplir a cabalidad sus deberes y obligaciones, tanto como trabajadora y como funcionaria, pero sin reconocer nunca ni los derechos que emanaban del estatuto administrativo ni menos aún del código del trabajo.

A fines del año 2017 se produjo un cambio de director de finanzas, por lo cual procedió en Enero de 2018 a efectuar la misma consulta y solicitar fueran reincorporados los bonos que legÃtimamente recibió por 16 años al nuevo director. El nuevo director de finanzas don L., le señaló que si querÃa alguna respuesta debÃa elevar su solicitud por escrito, por lo cual durante el mes de Enero de 2018 presentó por escrito la consulta y solicitud. Sin embargo lo anterior y para su sorpresa, el Director de finanzas se ofuscó con ella por haber efectuado la solicitud, señalándole que era una desubicada al escribirle eso a él, que esto era competencia del departamento jurÃdico.

Mayor fue su sorpresa, si se considera que el asesor jurÃdico municipal, encargado del departamento jurÃdico Sr. A.S.R., abogado, mano derecha de la alcaldesa, militante UDI activo y con cargo de exclusiva confianza, desde su ingreso al Municipio en Enero de 2017 ha tenido una actitud constante, consciente y premeditada de hostigamiento en su contra. Estas actitudes se manifiestan en gritos, acusaciones falsas, malos tratos verbales que culminaron con lo que coloquialmente se denomina "ley del hielo", pues durante los últimos meses ni siquiera le dirigÃa la palabra e incluso le quitó el saludo. Por mencionar alguno de los actos ejercidos por el Sr. S. cabe mencionar que en Julio de 2017 la llamó a su oficina para informarle que serÃan cambiadas sus funciones por lo cual no podrÃa tomar sus vacaciones, pasarÃa de estar en la bodega municipal a reemplazar a la secretaria de AlcaldÃa durante dicho mes y hasta el término de su permiso. Ante ello, se negó puesto que ya habÃa solicitado su feriado para que coincidiera con el de su hijo en edad escolar, ante lo cual de manera alterada, como es usual en el Sr. S., le grita que él podÃa destinarla a donde él quisiera:, porque él era Código del Trabajo y que si no asumÃa la orden que él le estaba dando le iba a decir a todos que la culpable del desorden en alcaldÃa era ella por haberse negado.

Durante el mes de Noviembre de 2017 Andrés S. citó a una reunión en la que habÃan cerca de 28 personas en el ex salón de concejo municipal, la cual estuvo precedida por el mismo, G.R., directora de control y K.S., directora de finanzas subrogante de la época, en la cual el Sr. Andrés S. a viva voz y sin ningún tipo de escrúpulo señala que tienen estrictamente prohibido asumir créditos u obligaciones comerciales para luego dirigirse con la mirada a su persona y señalarle que tenÃa estrictamente prohibido embarazarse, porque serÃan todos despedidos, (agravado porque además ella era la única mujer citada como trabajadora en edad fértil en dicha reunión), situación que le causó profunda vergüenza y tristeza, pues se sintió humillada y pasada a llevar por el hecho de ser mujer en edad fértil y sobre todo porque su anuncio lo efectuó de manera pública ante todos sus compañeros de trabajo de bodega.

Desde esa fecha comenzó un real tormento, puesto que el Sr. Andrés S. utilizaba cada instancia para amenazarnos con que serÃan despedidos según él porque la ContralorÃa General de la República habÃa emitido un dictamen que ordenaba que el Municipio de Olmué despidiera a todos los códigos del trabajo y que a contar del 01 de Marzo de 2018 no podÃa haber ningún código del trabajo en la Municipalidad, cuestión que es del todo falsa, pues los concejales, quienes la han apoyado durante toda esta dura batalla citaron a un abogado de la ContralorÃa quien negó rotundamente lo señalado y es más, doña S.M.±oz, concejal de la comuna encaró personalmente en concejo municipal al Sr. S. señalándole que lo que indicaba era una mentira, situación que el abogado no pudo desconocer.

Desde entonces, los dependientes del Departamento JurÃdico C.D. y Raúl Aldulce comandados por Andrés S., citaban a reuniones en la bodega Municipal, donde ella prestaba labores solo para advertirles que serÃan despedidos, por lo cual desde Noviembre de 2017 hasta la fecha en que las amenazas se hicieron reales, el desgaste psicológico fue tal que tuvo que iniciar tratamiento psiquiátrico, siendo diagnosticada con estrés laboral agudo y medicada con citalopram 20 mg.

Por nombrar alguno de los hechos que prosiguieron estas amenazas, el 15 de Enero de 2018 fueron citados a una reunión en la que estuvo C.D. y Raúl Andulce, dependientes del departamento jurÃdico, la que se efectuó en la bodega municipal, donde ella trabaja. En dicha instancia les señalaron que como ya sabÃan los iban a despedir (aludiendo a todos los trabajadores de bodega), asà que reiteraron que no podÃan pedir créditos ni menos aún se le ocurriera embarazarse, indicando además que si querÃan seguir trabajando en el municipio debÃan presentar una carta de renuncia en mérito de la cual renunciaban expresamente a todas las indemnizaciones legales que les correspondÃan.

El punto culmine de la ola de hostigamiento y malos tratos se verificó el dÃa 28 de Febrero de 2018, cuando cerca de las 15:30 horas llega el abogado Raúl Andulce a notificarla personalmente que estaba despedida, lo cual efectuó a través de un decreto alcaldicio N° 659/2018. Al preguntarle la real causa de su despido le señaló que no la sabÃa, pero que le extrañaba la situación y la actitud del municipio de despedirla sin ni siquiera el mes de aviso previo, pues textualmente como le señalo el Sr. Andulce "TENÃA QUE DEJAR INMEDIATAMENTE EL MUNICIPIO PORQUE NO LA QUERÃAN VER...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA